Una carretera solar

carretera solar con placas fotovoltaicasLa región francesa de Normandía ha hecho historia al inaugurar lo que podría considerarse como la carretera del futuro, de momento una de las más ecológicas al esperar incorporar en 1.000 kilómetros un total de 3.000 placas fotovoltaicas que podrán producir energía para iluminar los espacios públicos de una ciudad de 5.000 habitantes.

La carretera está ubicada en Tourouvre au Perche, Francia. Sorprende su ubicación ya que Normandía es una de las regiones más grises y menos soleadas del país galo. Para ello se ha realizado una inversión de US$5,8 millones, aportados por una subvención gubernamental. El actual gobierno espera extender el experimento a cerca de 1.000 kilómetros de vías en todo el país en un periodo de cinco años.

Los primeros 2.800 metros cuadrados de placas fueron instalados en un kilómetro de la carretera local RD5, en el pueblo de 3.500 habitantes y están conectados a la red local de distribución de Enedis. La empresa francesa Colas, filial de la constructora Bouygues, utiliza la tecnología denominada Wattway y calcula una producción anual en unos 280 Megavatios-hora (767 Kilovatios-hora diarios, con producción máxima de hasta 1.500 kWh en verano). Un panel informativo, alimentado por la propia carretera solar, indicará en tiempo real la actual producción solar y la acumulada durante el año.

La empresa detrás de la idea considera que el tráfico solo cubre las placas entre el 10 y el 20% del tiempo, y la superficie está el resto del tiempo al descubierto. Las baldosas con los paneles solares incorporados se colocan sobre el asfalto de las carreteras ya construidas y no se requiere realizar ninguna infraestructura adicional. El proyecto requirió a Colas cinco años de investigación en colaboración con el Instituto Nacional de la Energía Solar (INES).

La electricidad generada puede luego conectarse directamente a puntos de consumo local (farolas, semáforos) o a una red de distribución o almacenamiento de energía. Podría usarse como complemento energético en zonas de descanso de autopistas o como fuente de electricidad para zonas aisladas no conectadas. Según Colas, 20 metros cuadrados pueden alimentar el gasto energético de una vivienda (sin contar la calefacción y en base a 1.000 horas de sol anuales) y 15 metros cuadrados pueden alimentar a los semáforos. Un kilómetro puede alimentar a una ciudad de 5.000 habitantes.carretera solar con placas fotovoltaicas

El gobierno galo espera avanzar en este proyecto durante el nuevo año, comenzando con tramos en Bretaña (no muy soleada para ser sinceros) y Marsella, al sur del país y con 170 días de sol frente a los 44 de Normandía.

Este prototipo ha sido recibido con cautela debido a sus altos costos de producción, es decir US$20 por vatio frente a US$1,2 con las centrales fotovoltaicas sobre el suelo.

No debemos olvidar que el tramo inaugurado apenas tiene 1 kilómetro de longitud y supondrá 2.800 metros cuadrados de paneles por el que pasarán 2.000 vehículos al día. Para la protección de los paneles Wattway se ha empleado una resina de láminas de silicio.

Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más