Ecuador crea la autopista más moderna del país: el Anillo Vial de Quevedo

El Anillo Vial de Quevedo
El Anillo Vial de Quevedo conecta a la sierra con la costa del país, siendo el centro de convergencia de seis provincias.

Ecuador ha estado rehabilizando sin descanso su red de infraestructura vial durante los últimos años. A las grandes obras de ingeniería como la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair y el nuevo Aeropuerto de Quito se unen importantes carreteras, como el Anillo Vial de Quevedo.

Esta obra es la autopista más moderna del Ecuador, construida con pavimento de concreto de cemento y curvas de amplio radio para que los vehículos no tengan que aminorar la marcha al circular por ellas. Hay una ausencia de cruces a nivel, que se resuelven mediante pasos inferiores o superiores.

Las intersecciones son solventadas a distinto nivel mediante enlaces, entradas y salidas con carriles separados de los principales, de desaceleración y de aceleración para que los vehículos que salen o entran en la autopista cambien su velocidad fuera de ella. En definitiva, se trata de una autopista, rápida, confortable y segura.

Retira camisa recuperable de pilote prebarrenado
Las dos empresas aportaron lo mejor de sus equipos: 10 tractores de orugas

Un dato curioso de esta obra es que en su construcción se utilizó  el triple de la maquinaria  programada,  con más vehículos  de transporte, más frentes de trabajo, más plantas asfálticas, más plantas de hormigón,  todo ese esfuerzo para  superar tramos con zonas  pantanosas, suelos agrícolas saturados  y  las  continuas lluvias  que llegan a  los 3.000 mm anuales.

Este proyecto está ubicado en la provincia de Los Ríos y conecta a la sierra con la costa ecuatoriana.  Su ubicación es el centro de convergencia de seis provincias. Por el norte, desde las provincias de Pichincha y Santo Domingo de los Tsáchilas por la vía Santo Domingo–Quevedo; por el sur, desde la provincias de Los Ríos y Guayas, por las vías Babahoyo–Quevedo y Daule–El Empalme –Quevedo; por el este, desde la provincia de Cotopaxi, por la vía La Maná–Valencia–Quevedo; y, por el oeste, desde las provincias de Guayas y Manabí por la vía Pichincha–El Empalme–Quevedo.

La ciudad de Quevedo está ubicada en el centro del país, a orillas del río Vinces (llamado también río Quevedo). Cuenta con una población de 150.000 habitantes y  su actividad económica principal es la agropecuaria. Quevedo es la cabecera cantonal del cantón del mismo nombre y la ciudad más grande y poblada de la provincia de Los Ríos. Además, es considerada la nueva capital bananera de Ecuador por ser el centro de operaciones de la mayoría de las compañías bananeras que operan en el país y por la prestigiosa calidad de su fruta de exportación.

Por su posición geográfica y vial  ha mantenido un constante

Tractor Cat D8T
Las dos empresas aportaron lo mejor de sus equipos: 10 tractores de orugas.

crecimiento económico lo que supone un intenso tráfico terrestre y fluvial,  además  de poseer un clima ideal para los cultivos. Esta ubicación  la hace privilegiada, dentro del contexto nacional, pues, puede conectarse con ciudades costeras y utilizar puertos importantes para sus conexiones comerciales, así como con las ciudades de la sierra.

Anillo de circunvalación

Por la ciudad de Quevedo atraviesan  diariamente 30.000 vehículos, generando el deterioro de sus vías urbanas, congestión vehicular, contaminación ambiental, alto índice de accidentes de tránsito e inseguridad peatonal. Se ha considerado que esta situación puede mitigarse mediante la construcción del anillo de circunvalación que distribuya apropiadamente el tráfico vehicular actual y futuro.

La carretera de circunvalación  o anillo vial es una autopista que circula alrededor de la ciudad, rodeándola parcialmente, con el fin de que los vehículos que realicen una ruta, sin intención de entrar en ella, eviten atravesarla.

La ciudad de Quevedo es un polo de desarrollo provincial y regional  que  tiene un déficit en lo referente a vías urbanas, razón por la que el anillo será  la solución para el tráfico. Además los vehículos usarán  el anillo  para elegir el acceso que más les interese para penetrar en la ciudad, o incluso para ir de un sitio a otro de la  misma. Esto lo diferencia de las variantes o bypass que se construyen específicamente para que una carretera evite pasar por una zona urbana.

Terminadora de hormigon miller
En este proyecto operaron hasta tres extendedoras de concreto.

Pese a tener un recorrido más largo  que un bypass, al suponer un trazado alrededor de la ciudad, el tiempo requerido para circunvalarla es menor, puesto que la velocidad máxima de una carretera es mucho mayor que la de una travesía urbana.

“La obra es una muestra del talento  y el esfuerzo ecuatorianos”, dice  Rubén Ríos, el ingeniero superintendente de la construcción, quien añade que “su impacto será altamente positivo para la población de la ciudad de Quevedo y para todo el país”.

En el área dentro de la cual se encuentra la cuenca hidrográfica del río Quevedo, que corresponde al área de influencia directa del proyecto, afloran depósitos de pie de monte lacustre y fluvial, depósitos aluviales, coluviales y suelos residuales. La morfología general de la franja del  anillo vial, corresponde a una de plana a moderada, caracterizada por pequeñas lomas redondeadas, presentado ondulaciones, con una diferencia de altura promedio de 10 metros entre el cauce de los drenajes y la cima de las colinas.
La fuerte intervención a que ha sido sujeta la zona ha eliminado la cobertura natural, quedando únicamente pequeñas áreas con bosque nativo y la presencia de especies de flora y fauna propias de la zona. Entre las especies nativas se encuentran al platanillo, plátano, ceiba y paja toquilla; y plantaciones forestales principalmente de teca con edades de hasta 45 años.

Principales equipos utilizados

Tractores Komatsu D85 PX15 Caterpillar D8T Caterpillar D6 TX2
Cargadoras frontales Doosan Mega 250 Doosan Mega 400 Doosan Mega 420
Excavadoras de oruga Doosan 225 LCA Doosan 340 LC-V Doosan 470 LC-V Doosan 500 LC-V
Rodillos liso Vibromax W1805 Hamm HD 130 JCB VM 200D
Rodillos Neumáticos Muller AP 30
Motoniveladoras Caterpillar 140 M
Escobas autopropulsadas Superior Broom SM 80CT
Plantas de hormigón Erie Stayer MCG 11 Mezcladores Sicoma Concre Mixer Hyunday 6 M# Concre Mixer Mack 8 M3 CT713
Plantas de asfalto Almix 6626 ADM RB250
Pavimentadoras de hormigón de encofrado deslizante Miller Formless M 8100 Gomaco
Terminadoras de asfalto Vogele AG Super 1800-1
Trituración Metso Mineral sc NV 100 Metso Mineral HP 300 Trio TSW3625-391 Lavador de arena Trio WC-TC66 Trio TV 95
Grúas Grove RT 760E Link-Belt 40 Ton
Perforadores para pilotaje Soilmec R 516 Soilmec Casagrande
Volquetas Mack Granite12 M3 Mercedes Benz 8×4 Actros 4148K Man TGA 33.480 BB Freightliner FLD 120

 

Pilas de apoyo central puente interc
Para contrarrestar los problemas generados por la arcilla saturada fue necesario abrir siete frentes de trabajo, habilitando caminos o aprovechando los existentes tanto para llegar a las escombreras como para explotar materiales de mejoramiento.

Construcción

La obra estuvo a cargo del Consorcio “AVQ”,  formado por las empresas ecuatorianas  Fopeca e Hidalgo e Hidalgo,   quienes firmaron el contrato el 26 de octubre del 2011, concluyéndose el 4 de enero de este año.  El anillo vial incluye 25,66 kilómetros de autopista, 17,68 kilómetros  de vías que corresponden a tres intercambiadores de tráfico, dos vías de intersección de 42 kilómetros, un puente de 235 metros sobre el río Quevedo, tres pasos deprimidos, dos pasos vehiculares elevados, tres puentes en intercambiadores y cinco pasos peatonales. Su costo alcanzó US$150 millones.

El diseño de la vía considera dos carriles en cada sentido con un parterre central de 7,50 metros. La estructura del pavimento  está compuesta por 45 centímetros de material de mejoramiento, 20 centímetros  de sub base, 7,5 centímetros  de base asfáltica,  y  de capa de rodadura  una losa de 27 centímetros  de hormigón hidráulico.
Para completar la obra fueron necesarios 5.091.720m3 de excavación en suelo, 147.933m3 de hormigón asfaltico mezclado en planta, 81.574m3 de  hormigón hidráulico,  1.206.972 kg de acero de refuerzo utilizado en

los puentes y pasos elevados. Para un trabajo de esta magnitud el consorcio empleó en sus días pico 900 trabajadores entre personal de administración, operadores, albañiles y jornaleros, aparte de unas 300 personas  de forma indirecta.

La construcción no estuvo exenta de  dificultades, comenzando por la lluvia, pues se trata de una zona climática lluviosa subtropical, su temperatura habitual es de unos 20°C  a 33°C  que  llega a los 38°C. Las lluvias nacen mayoritariamente al este de la ciudad en el cantón La Maná donde está el epicentro principal. Con esto Quevedo tiene precipitaciones en todos los meses del año y oscila entre 2.500 a 3.000 mm anuales,  con mayor incidencia en los meses de septiembre y octubre.

 

km 15+300
Para evitar la erosión de las obras y del terreno, se adecuaron canales provisionales laterales para el desvío del torrente de aguas lluvias hacia afuera del área de construcción.

Principal problema

“El principal problema de la construcción fue trabajar con suelos saturados producidos por las continuas lluvias de la zona y terrenos bajos inundados por el escaso drenaje” anota el ingeniero Ríos.

Para contrarrestar esta característica  fue necesario abrir siete frentes de trabajo, habilitando caminos o aprovechando los existentes tanto para llegar a las escombreras como para explotar materiales de mejoramiento, pero la arcilla saturada es  difícil de manejar pues literalmente “se pegaba en los cajones de los volquetes o en las llantas de los camiones”, señala  el ingeniero.

“Las verdaderas estrellas del  trabajo en suelos saturados fueron las excavadoras Doosan, desde  los modelos pequeños hasta aquellas más grandes,  cuyo cucharón llega a 3 metros cúbicos”, termina  el superintendente.

Como promedio cada excavadora  produjo 42.431 metros cúbicos  por año  y 169.724 metros cúbicos durante la construcción.  Para evitar la erosión de las obras y del terreno los constructores adecuaron canales provisionales laterales para el desvío del torrente de aguas de lluvia hacia afuera del área de construcción.

En la construcción  se usó el triple de  la maquinaria  programada, con  el fin de vencer  tramos de zonas  pantanosas y las lluvias.

Los materiales granulares a extraerse del río San Pablo debían acumularse en verano  en zonas altas, pues en invierno subía el nivel de las aguas y se inundaba todo el terreno circundante sin permitir  el trabajo de minado.  “Con lluvia no se puede asfaltar, siendo la alternativa aprovechar los pocos días secos  acelerando el trabajo  de pavimentación para cuyo propósito se instalaron tres plantas de asfalto, en su colocación se emplearon cuatro terminadoras, esto supuso incrementar también el  transporte para los áridos y luego para los hormigones, por lo que se llegó a  200  vehículos de la más variada gama.

Cada excavadora produjo 42.431 metros cubicos por ano
Como promedio cada excavadora produjo 42.431 metros cúbicos por año y 169.724 metros cúbicos durante la construcción.

Como había que atravesar zonas pantanosas se realizaron rellenos con piedra de escollera de al menos 30 centímetros de diámetro, adicionalmente, en la plataforma del camino se percataron que, en algunos sitios, había asentamientos de hasta 40 centímetros, razón por la que fue necesario recurrir a la precarga que duraba al menos seis meses.  Como no había tiempo que perder, mientras se consolidaba el suelo se adelantaba los trabajos en los demás  frentes  con jornadas de  24 horas.

En contrapartida, no se presentaron  problemas en la construcción de puentes  y pasos peatonales. Las dos empresas, Fopeca e Hidalgo e Hidalgo, aportaron lo mejor de sus equipos,  se emplearon 200 volquetas, 10 tractores de orugas, 12 cargadoras frontales, 30 excavadoras de oruga, 5 motoniveladoras, 8 rodillos vibratorios, 6 rodillos neumáticos, 3 plantas de hormigón, 3 plantas de asfalto, 3 extendedoras de concreto, 4 terminadoras de asfalto,  5 grúas y  2 equipos de pilotaje (ver cuadro en página 14).

Mientras el país ecuatorial enfrenta los primeros es tragos del fenómeno metereológido conocido como El Niño y serios problemas económicos debido al desplome  de los  precios del  petróleo y la  pérdida de  competitividad de sus exportaciones tradicionales, unidos al devastador terremoto, la inauguración del Anillo Vial de Quevedo resultó ser un  respiro de alivio y optimismo para continuar en su lucha por el desarrollo. Esperemos que marque la senda del crecimiento.

Construccion el Anillo Vial de Quevedo

Contacte al editor

Últimos Reportajes

  • Un megaproyecto vial en la tierra de Mickey

    Por Tiffany Cheng, directora de comunicaciones externas de Volvo CE. El Proyecto I-4  de Florida se encuentra a la vanguardia de varias tendencias mundiales en diseño de infraestructura, gestión, financiamiento y…

  • Una nueva carretera para Ecuador

    En la reconstrucción de la vía Cuenca-Azoques-Biblián, al menos cada 3 Km de carretera, se encuentra una falla o deslizamiento de grandes proporciones que debe intervenirse inmediatamente. La carretera ubicada…

Lee más