Actualización sobre las obras del Cruce de la Cordillera Central en Colombia

Una vez finalizada la inspección, la Entidad estructurará una nueva hoja de ruta para lograr la estabilización y conclusión de la obra. /Cortesía del Invías.

La semana pasada, el director general del Invías, Juan Esteban Gil Chavarría, inspeccionó junto a contratistas y personal de la interventoría las obras que se ejecutan en el Cruce de la Cordillera Central, con el objetivo de analizar el estado actual del proyecto después de casi un mes de paralizados los trabajos por motivos de orden público.

El Cruce de la Cordillera Central es el proyecto más estratégico que realiza la Entidad, pues permitirá una conexión eficiente entre el suroccidente y el centro del país, dinamizando la producción y comercialización de productos locales. El proyecto está conformado por 25 túneles, 31 viaductos, 3 intercambiadores viales y 30 km de doble calzada en los que el Gobierno nacional invierte 2.9 billones de pesos (USD 789.1 millones al cambio actual).

La inspección se realizó después de la imposibilidad de ingresar al proyecto durante mayo para trabajar en todas las obras, especialmente en aquellas que por sus características deben ser tratadas de forma constante. La prohibición del paso se presentó en los dos accesos del cruce, en el sentido Cajamarca-Calarcá y en el sentido Calarcá – Cajamarca.

Lee también→ Colombia finaliza los pagos a proveedores de Ruta del Sol 3

Durante este periodo se registraron 37 eventos a lo largo del proyecto, siendo 3 los puntos más afectados: el kilómetro 37 del proyecto, sector de Cinabrios, y el kilómetro 39, sector de Bellavista, ambos en el departamento de Tolima, donde se presentaron deslizamientos; el puente Yarumo Blanco (Quindío), donde resultaron afectados componentes de la estructura que deben ser analizados por expertos para garantizar el correcto desarrollo de la obra.

El ingeniero Gil Chavarría detalló: “Estamos haciendo la visita de verificación a las afectaciones que tuvimos por este mes de bloqueo que nos impidió el ingreso de los materiales, del personal y del combustible para garantizar la terminación del Cruce de la Cordillera Central. Tenemos tres sitios muy graves, en este momento los especialistas están en plena revisión del puente Yarumo Blanco, el sector de Cinabrio y el sector de Bellavista. Por esto, la obra del Cruce de la Cordillera Central va a tener afectaciones en la fecha de entrega, debido a que en estos tres sitios críticos se han presentado fenómenos asociados al abandono total que tuvo la obra durante este mes y que, sin duda alguna, generó un deterioro, toda vez que la obra no estaba totalmente finalizada”.

Estos actos imprevistos alteraron los tiempos estipulados inicialmente para la obra, pues se tenía previsto poner en servicio la totalidad del proyecto en el primer semestre de este año. Ahora, tras un mes de trabajos paralizados, se realizará un diagnóstico integral para conocer con precisión el panorama del proyecto y realizar los diseños que permitan continuar con las obras.

El director general del Instituto aclaró también que el túnel de La Línea, puesto en servicio el 4 de septiembre de 2020, no presenta ningún tipo de afectación y está operando con absoluta normalidad, pues en ese punto se habían logrado finalizar las obras en su totalidad.

(Visited 18 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más