Argentina desplazará a concesionarias y estatizará rutas en mal estado

En las próximas semanas, Argentina anunciará la estatización  de “una cantidad” de rutas nacionales por detectar que las empresas concesionarias no estaban cumpliendo con sus compromisos de inversión y mantenimiento de la infraestructura.

La primera ruta en volver a manos del estado será la RN34 General Martín-Miguel de Güemes, que nace en Santa Fe, pasa por Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy, para terminar nuevamente en Salta. La ruta de 1.488 kilómetros será administrada por Vialidad Nacional.

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, informó que se realizarán auditorías para determinar en qué situación están las rutas y también el resto de las obras de infraestructura que cuentan con algún grado de financiamiento nacional.

El gobierno decidió a fines de diciembre suspender el aumento en las tarifas del peaje de las rutas y autopistas nacionales que estaba previsto aplicarse a partir de enero y que, en el caso de algunas trazas, superaba el 180% de incremento.

Lee también: Buenos Aires lanzará licitación para concluir Viaducto San Martín

Según Katopodis, estudios arrojaron que seis de cada diez obras públicas nacionales están paralizadas desde 2019, algunas hace más de un año y otras desde hace dos años.

En el caso de AYSA, la empresa estatal que construye redes de agua potable y cloacas en la Capital Federal y 24 partidos del Gran Buenos Aires, la parálisis alcanza al 80% de las obras que habían sido puestas en marcha o estaban proyectadas para 2019.

Para reactivar las obras, el Gobierno afectará recursos extraordinarios en el marco de las facultades que le da la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, por lo que pondrá en marcha planes por unos 10.000 millones de pesos (US$167 millones).

Entre algunas de las obras nacionales paralizadas se cuenta, por ejemplo, el acueducto para más de 500.000 personas en Chaco y las obras hidráulicas en el partido bonaerense de Merlo para evitar inundaciones a 800.000 personas.

También están paralizadas las obras en las autovías 7 y 8, claves en el Corredor Bioceánico. “Estas obras las tenemos que volver a poner en marcha”, aseguró el funcionario.

Rutas nacionales y PPP

“Vamos a ir revisando caso por caso, queremos ser cuidadosos, pero también muy firmes: empresa que no cumple con las concesiones, inversiones y mantenimiento de las rutas, son rutas que van a ser absorbidas por el Estado”, dijo Katopodis.

Lee también: ¿Cuánto viene invirtiendo Nicaragua en la carretera Costanera?

Esas rutas pasarán a ser administradas por Vialidad Nacional, un organismo que será fortalecido para que vuelva a cumplir el rol que en los últimos cuatro años fue perdiendo.

Según datos preliminares de las auditorías, el gobierno de Mauricio Macri venía pagando en torno a unos 4.000 millones de pesos en subsidios a las empresas concesionarias de las rutas.

“Pero lo que ha habido es poca inversión, poca claridad en las licitaciones y los compromisos de inversiones y hay un deterioro notable en las rutas nacionales y provinciales”, sostuvo.

También precisó que el Gobierno no continuará con nuevas licitaciones en el marco del sistema de Participación Público Privada (PPP) que había intentado impulsar la gestión Macri. “Es un mecanismo que claramente fracasó, fue una ficción”, opinó Katopodis.

Y dijo que no hay ninguna obra vinculada a las PPP que se haya ejecutado. “Se está haciendo una auditoria muy rigurosa y se va a anunciar en unos días cuál va a ser la decisión respecto a esas obras”, añadió.

Fuente: Los Andes

(Visited 128 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más