CCA aún no firma contrato por Corredor Santana–Mocoa–Neiva en Colombia

Tras el anuncio del presidente Iván Duque sobre una empresa china (China Construction América CCA) que estaría a cargo del Corredor Santana–Mocoa–Neiva (clave porque conecta al sur con el centro del país), en la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, aún no hay un papel firmado que diga que va a ser así, ni que las obras se van a reanudar pronto.

Eso a pesar de que el senador uribista Ernesto Macías anunció que las obras iban a arrancar de inmediato.

Las condiciones en las que está el proyecto hacen que la negociación con los chinos pinte difícil, pero no imposible.

Corredor Santana–Mocoa–Neiva

El proyecto contempla la intervención de 456 kilómetros entre Neiva y Santana, Putumayo, y que debía estar lista al finalizar el 2019, está parada y solo tiene un 5% de avance porque el consorcio que se la ganó en 2015, Aliadas, quebró.

Su principal socio, Carlos Solarte, se vino a pique porque salió salpicado en el escándalo de Odebrecht y como los bancos y fondos de inversión le cerraron las puertas, no encontró cómo financiar la obra, avaluada en unos 2 billones de pesos (US$585.4 millones).

Para que no le declararan la caducidad del contrato, que le originaría a él sanciones económicas e inhabilidades para seguir contratando, y a la ANI volver a sacar una licitación que se podía demorar varios meses, desde finales del gobierno Santos, a Solarte le dieron la oportunidad de conseguir un socio que asumiera la obra.

Lee también: Sacyr se adjudica la autopista en Chile por US$575M

Además, se debe actualizar los precios y cantidades de la obra que se definieron en 2015, la empresa que asuma debe pagar las multas de incumplimiento de Aliadas, que rondan los 25.000 millones de pesos (US$7.3 millones).

También debe arrancar con obras prioritarias como la construcción de unos viaductos en el sector de Pericongo, entre Altamira y Pitalito, que según la ANI cuestan unos 46.000 millones de pesos (US$13.4 millones). Lo que supone que si CCA llega a un acuerdo debe hacerlo poniendo mucha plata sobre la mesa.

Esas cuentas son las que se están haciendo desde que el presidente Duque anunció la noticia en Pitalito.

Cabe destacar que dos anuncios previos sobre Corredor Santana–Mocoa–Neiva tampoco se hicieron realidad. En enero de este año la Ministra de Transportes dijo que se iba a liquidar el contrato con Aliadas y que mientras tanto le iban a girar una plata al Invias para que arreglara tramos críticos de la carretera.

En febrero la vicepresidenta, Martha Lucía Ramírez, dijo en Mocoa que la francesa Eiffage quería asumir la obra. Y en junio la ANI dijo que una oferta del empresario paisa William Vélez sería la solución.

Ninguna de los tres anuncios terminó en algo. Ahora con la firma CCA, el Gobierno promete que destrabará el proyecto

Fuente: La Silla Vacia

(Visited 131 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más