Cepal: México invierte en transporte 0.6% del PIB

Entre 2008 y 2016, México ha invertido en infraestructura de transporte un 0.6% del Producto Interno Bruto (PIB), apenas la mitad del promedio registrado por los países latinoamericanos, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

De cuatro modalidades de transporte, México solo invirtió en carreteras y ferrocarriles, 0.5 y 0.1 por ciento del PIB respectivamente, pero nada para infraestructura en transporte fluvial o marítimo ni tampoco para aéreo (esto último a pesar de que las primeras obras del aeropuerto de Texcoco, como la nivelación del terreno arrancaron en 2014).

La inversión promedio para 18 países de la región que analizó la Cepal se distribuyó en 0.1% del PIB para el transporte aéreo, 0.9% para carreteras, 0.1% en ferrocarril y 0.2% en transporte fluvial y marítimo.

Es decir, de cada 100 dólares invertidos en infraestructura del transporte, México aplicó 83.3 a carreteras y el resto a ferrocarriles. En la región, se invirtieron 76.1 dólares para carreteras, 14.3 para transporte pluvial y marino, 4.3 para ferrocarriles y 2.5 para transporte aéreo.

Lee también: Roadis invertirá en la autopista de peaje Saltillo-Monterrey de México

La Cepal precisó que el comercio en México y países de Centroamérica se realiza en 47.5% mediante transporte marítimo, 42.5% en transporte carretero, 9.9% en transporte ferroviario y 0.1% en aéreo. En cambio, en los países de Sudamérica, las mercancías se trasladan 95 por ciento por el transporte marítimo, sólo 2.1% en carretero y 0.3% en transporte aéreo, pero nada por ferrocarril.

Bolivia, Panamá, Brasil y Colombia con inversiones de entre 2.6% y 3.9% del PIB.

Países con economías de menor tamaño que la de México invirtieron más en infraestructura del transporte en el periodo señalado.

Bolivia aplicó 3.9% de su PIB; Panamá 3.5%; Perú 2.7%; Colombia 2.6%. En cambio, la inversión de Brasil fue igual que la de México de 0.6%; Argentina llegó a 0.7% y Chile a 1.7%.

La Cepal consideró que la región debe triplicar la inversión en infraestructura, sobre todo en carreteras y puertos. En carreteras para fomentar el comercio intrarregional frente a la caída que registran los flujos de mercancías hacia Europa y Asia, y en puertos para abatir la concentración de 76% que mantienen 10 operadores mundiales en el movimiento de contenedores, además de que 70% de la capacidad de los contenedores pertenece a tres alianzas navieras.

Lee también: Coviandes sede paso a nuevo operador en la Vía Bogotá – Villavicencio

La inversión total en este rubro, tanto pública como privada, ha caído de manera constante desde hace más de 30 años, ya que en 1988 las seis principales economías de la región (México, Brasil, Chile, Argentina, Colombia y Perú) destinaban, en promedio, el equivalente a 3.6% del PIB.

Una década después, en 1998, la inversión al respecto fue de 2.2%, para 2008 llegó a 1.9% y en 2016 se ubicó en 1.8%.

La inversión pública registra el mayor desplome porque de ubicarse en 3.5% del PIB hace 30 años a la fecha representa menos de 1%. En cambio la inversión privada subió de alrededor de 0.4% en 1980 a su máximo de 1.5% en 1998 pero ha venido cayendo para ubicarse en 0.3% hace dos años.

Fuente: Jornada

(Visited 12 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más