Colombia: Conoce las megaobras viales que sufrirían retrasos en Bogotá

La construcción y la entrega de infraestructura vial en Bogotá quedará retrasada a causa de la cuarentena vigente hasta el 13 de abril por el coronavirus.

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), acatando el decreto 457 de 2020 del Gobierno Nacional, suspendió, de manera temporal, la ejecución de contratos de obra, interventoría y algunos contratos y convenios inter-administrativos y de consultoría.

“Estamos analizando con cada contratista los efectos de las actas de suspensión. El 14 de abril todos los contratos se reiniciarían. Ahora, cada uno define qué pasará con el cronograma, si hay prórrogas o no. Claro, es posible que alguno diga que entrega en la fecha prevista. Pero lo más probable es que la mayoría pida prórroga”, le explicó el director del IDU, Diego Sánchez.

Este retraso imprevisto se suma a las demoras que ya históricamente afectan al IDU: 6 de cada 10 contratos, en circunstancias normales, se retrasan. Sánchez sí identifica algunas obras claves que podrían verse afectadas.

Lee también: Colombia entrega interconexión vial Yatí-La Bodega en Bolívar

Una de ellas es la avenida Guayacanes, un corredor de 13 kilómetros, que tenía una avance del 10 al 20 % y, por ser uno de los contratos más grandes, podría sufrir demoras.

Otra obra afectada es el puente de la avenida José Celestino Mutis, o calle 63, que estaba muy cerca de terminarse y quedar listo para destrabar esa zona de Engativá.

También estuvieron a punto de estrenarse las obras en la calle 183 y La Sirena (calle 153). “Estaban en acabados para entrega final. Faltaban unas dos o tres semanas. Después del 14 de abril, se completarían y entregarían”, confirmó Sánchez.

TransMilenio y el Metro

En el caso del TransMilenio, dos proyectos se ven afectados. Se trata de la extensión de la troncal Caracas hacia el sur que se retrasará “algunas semanas” en su construcción, y el cronograma de la troncal de la carrera 68 se dilatará unas dos o tres de semanas.

“Tenemos todo listo para firmar los nueve contratos. Pero ya lo hablamos con algunos, firmar un contrato y no poder firmar el acta de inicio de obras no tiene sentido. Aunque entendemos que algunas firmas tienen compromisos y buscan opciones”, dice Sánchez, y reconoce un escenario posible: “Si la cuarentena se alarga, este y otros procesos se retrasarían más”.

El metro de Bogotá también deberá parar su avance. La adquisición predial quedó detenida hasta el 13 de abril, y el plazo de presentación de propuesta para la interventoría también quedó aplazada hasta el 14.

Teletrabajo

Mientras tanto, otros proyectos avanzan desde el teletrabajo del IDU y otras entidades, como la alianza público-privada que busca ampliar la autopista Norte (entre calles 192 y 245) y la carrera 7.ª (entre calles 201 y 245) está en revisión de su modelo financiero por parte de la ANI. “Los costos del proyecto implicaban subir el peaje y la gente estuvo muy en contra. Estamos revisando cómo hacer ajustes en los costos para reducir el incremento del peaje”.

Lo mismo sucede con el cable aéreo de San Cristóbal, que puede ir avanzando en diseños de detalle desde casa.

Y mientras la carrera 7.ª sigue en pausa, un equipo de urbanistas trabaja con el IDU en la formulación de propuestas para el corredor verde que reemplazaría la troncal. “El juez no nos va a citar por lo pronto. Entonces, estamos trabajando desde lo técnico y lo conceptual”, afirmó.

Fuente: El Tiempo

(Visited 58 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más