Colombia: Dos firmas interesadas en retomar vías 4G

Colombia ha proyectado tener las autopistas de cuarta generación o vías 4G operando, en su totalidad, en el 2024, según los planes del Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Para cumplir con la meta, el Gobierno ha puesto énfasis en destrabar los proyectos y 2019 prevé lograr ocho cierres financieros, dejando otros seis para el 2020.

Sin embargo, de acuerdo con Luis Eduardo Gutiérrez, vicepresidente de gestión contractual de la ANI, no todos los casos se podrían resolver a partir de renegociaciones o concediendo plazos. El funcionario resalta que en al menos tres autopistas o vías 4G sería necesario ceder los contratos de concesión.

En concreto, y según Gutiérrez, dada la compleja situación a nivel financiero que atraviesa el Grupo Solarte, esta firma saldría de tres concesiones (vías 4G): utopista Santana-Mocoa-Neiva en el Huila, Santander de Quilichao – Popayán en Cauca y Bucaramanga – Pamplona en Santander.

Lee también: Bogotá iniciará proceso de contratación de la ALO Sur en julio

“Este grupo tiene un problema reputacional que ha causado la desfinanciación de varios proyectos en los que participa”, señaló Gutiérrez.

Por eso, según Carlos Alberto García, vicepresidente ejecutivo de la ANI, esta entidad decidió “buscar mecanismos para que el concesionario ceda el contrato”, explicó.

Vía Santana-Mocoa-Neiva

En el caso de la vía Santana-Mocoa-Neiva, de 447 kilómetros, que registra 5.3% de avance (a pesar de que el contrato se firmó en el 2015) sería la que lograría revivir más rápido. El Grupo Ethuss se haría cargo de esta concesión, según la ANI.

Inicialmente esta obra estaba tasada en 2. 9 billones de pesos, pero podría terminar costando 3.1 billones de pesos. La obra se concluiría en poco más de dos años.

Vía Popayán- Santander

La vía Popayán- Santander de Quilichao, cuya acta de inicio data de setiembre del 2015, hoy no muestra ningún avance. Sin embargo, la rehabilitación y la construcción de la segunda calzada de ese tramo de 76 kilómetros en el departamento del Cauca, se podría reactivar este año.

De acuerdo con la ANI, un fondo de inversión español ya presentó una propuesta y se encuentran cerca del cierre del negocio.

“Falta impulsar la doble calzada entre Popayán y Pasto, que hoy no está concesionada y que cuesta 5 billones de pesos por la complejidad de las obras y la cantidad de túneles. Sin embargo, estamos empeñados en sacarlo adelante”, dijo Gutiérrez.

En 2017 esta obra estaba valorada en 1.23 billones y se calcula que asciende a 1.9 billones de pesos.

Vía Bucaramanga-Pamplona

Finalmente, la vía Bucaramanga-Pamplona, de 133 kilómetros, sin avance alguno estaría en venta. La obra en 2017 estaba avaluada en 888.910 millones de pesos y se estima que ahora ascendería a 1.5 billones de pesos.

La ANI espera que el Anla otorgue la licencia ambiental en la zona de intervención.

Fuente: Portafolio

(Visited 218 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más