Colombia entrega concesión de vía Santana – Mocoa – Neiva a finales de agosto

Todo estaría listo para entregar a cesión el contrato de la vía Santana – Mocoa – Neiva al Grupo Empresarial Ethus.

La concesión que se ha venido gestando desde inicios de este año, permitirá que los Solarte, accionistas mayoritarios de la vía Santana – Mocoa – Neiva, le entreguen su participación a este nuevo inversionista, que tiene una larga trayectoria en el sector de infraestructura y el cual se encargaría del desarrollo de más de 450 kilómetros de esta carretera 4G.

La razón por la que hoy la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) esté adelantando el proceso de cesión de activos se debe a los incumplimientos por parte del consorcio Aliadas para el Progreso. Este concesionario, compuesto por Carlos Alberto Solarte Solarte S.A.S. (62,2%), Cass Constructores S.A.S (30,7%) y Latinco (7%), habría, según la entidad, incumplido con el desarrollo del proyecto a tal punto que las obras deberían superar 30% de avance, pero tan solo alcanzan 5%.

Lee también: Colombia iniciará autopista Cambao-Manizales en enero de 2020

“Venimos trabajando en una propuesta de cesión con el Grupo Ethus, que lidera el empresario William Vélez, para poder darle viabilidad al proyecto (…). Esperamos para finales de agosto tener toda la cesión del contrato e iniciar todas las acciones con el Grupo para poder reiniciar las obras”, explicó Luis Eduardo Gutiérrez, vicepresidente de gestión contractual de la ANI.

El funcionario confirmó que con la reactivación de esta carretera de 4G se intervendrán en total 457 kilómetros de siete unidades funcionales que componen la obra. De ese total, 103 kilómetros serán de mejoramiento, 321 kilómetros de rehabilitación, 54,2 kilómetros de nueva obra y cinco kilómetros de construcción de un tercer carril. “Estamos revisando en Santana – Mocoa – Neiva la oferta y el plan remedial. Esperamos que las obras empiecen en un par de meses”, explicó hace unos días el viceministro de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez, quien destacó que la reactivación de este tramo sería junto a otra vía 4G: Mulaló – Loboguerrero.

La entrega del contrato de 2.9 billones de pesos (US$905 millones) al Grupo Ethus marcaría un nuevo hito para el desarrollo de esta carretera del suroccidente del país. Esto debido a que desde setiembre de 2016, mes en el que se iniciaron las obras, aún no se han logrado intervenir algunos puntos críticos de la vía Santana – Mocoa – Neiva. Por ejemplo, el mejoramiento de las curvas en el sitio Pericongo.

La ANI prevé, por ahora, que con este nuevo inversionista las obras estén listas a más tardar en cuatro años.

Fuente: La República

(Visited 40 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más