Dos compañías se fusionan para crear tren entre México, Estados Unidos y Canadá

Foto: Pixabay

El viernes pasado, las compañías de transporte de carga por ferrocarril Kansas City Southern (KCS), de Estados Unidos, y Canadian National (CN), de Canadá, anunciaron un acuerdo de fusión que apunta a crear el primer tren que conectará Canadá, Estados Unidos y México.

La fusión CN-KCS creará la principal red ferroviaria de América del Norte con más de 42,000 km de longitud. Combinará los aproximadamente 32,000 kilómetros de vías de CN a través de Canadá hasta el Golfo de México con la red ferroviaria de 11.000 kilómetros de KCS, que conecta las granjas del Medio Oeste estadounidense con México.

El acuerdo fue adoptado por unanimidad por los directorios de ambas empresas, según un comunicado conjunto.

El principal transportista de carga canadiense ofreció 33,600 millones de dólares por KCS, superando la oferta de 29,000 millones de su competidor Canadian Pacific (CP).

La empresa con sede en Montreal también buscaba evitar que CP, que había anunciado un acuerdo con KCS en marzo, se estableciera en Estados Unidos.

Lee también→ México: 40 constructoras compiten por vialidad de acceso principal al AIFA

“Estamos encantados con esta fusión con CN”, dijo el presidente de KCS, Patrick Ottensmeyer, en un comunicado.

“Estamos encantados de que KCS haya acordado unir fuerzas con CN para crear el primer ferrocarril del siglo XXI”, dijo a su vez Jean-Jacques Ruest, director de CN.

CP, que expresó dudas sobre las aprobaciones regulatorias necesarias para la fusión CN-KCS, se negó a superar la oferta de su competidor CN. Si la adquisición fracasara, CP está “lista para volver a comprometerse con KCS”.

Se prevé que, en la segunda mitad del 2022, tras la aprobación de autoridades regulatorias, se pueda concretar la fusión y a partir de ahí se generen los beneficios esperados por las firmas norteamericanas.

El Dato

La fusión CN-KCS debe ser aprobada por los accionistas de KCS y por las autoridades reguladoras de Estados Unidos y México y podría llevar al menos un año, dependiendo de las empresas.

Fuente: El Economista

(Visited 60 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más