Ecuador: Obras viales del Guayas ponen nuevamente en la mira a Hidalgo e Hidalgo

La Prefectura del Guayas, en Ecuador, y la compañía Hidalgo e Hidalgo podrían enfrentarse nuevamente por obras viales.

La constructora que es propietaria de las concesionarias Conorte y Concegua, que juntas administran más de 600 kilómetros de carreteras en la provincia del Guayas, también se adjudicó tres contratos para rehabilitación y asfaltado de vías secundarias en la misma provincia, que a la fecha registran retrasos en su ejecución.

Como se sabe, la Prefectura impuso en setiembre a las concesionarias Concegua y Conorte nueve sanciones que suman USD 29.137.347, aduciendo falta de mantenimiento de las carreteras, obras no ejecutadas y entrega de información incompleta.

Ahora, los tres contratos adjudicados entre los meses de octubre y noviembre del 2019 y que debieron estar listos en un plazo máximo de ocho meses aún no concluyen conforme los plazos contractuales (debieron estar expeditos a mediados de este año).

Las obras, que comprenden más de 40 kilómetros, se llevan a cabo en los cantones Nobol, El Triunfo, Naranjal y Pedro Carboy y juntos suman USD 15.787.502.

Tres proyectos viales

Las obras viales de rehabilitación y asfaltado registran los siguientes avances:

  • Vía Puente Negro-El Vainillo (entre El Triunfo y Naranjal) tiene un avance del 77.45 %
  • Pedro Carbo-Jerusalén (Pedro Carbo) tiene un 44 % y
  • Petrillo-Las Minas de Petrillo (Nobol) cuenta con un avance del 42.5 %

Por cada contrato, Hidalgo e Hidalgo recibió como anticipo el equivalente al 20 % del monto acordado en dichos compromisos.

Lee también: Ecuador inaugurará el 19 de octubre el puente Daule – Guayaquil

Actualmente, la Prefectura afirma que tiene justificaciones para los retrasos en las tres carreteras, cuya ejecución se financia con un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fue canalizado localmente a través del Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE).

Asimismo, la entidad aclara que se trata de contrataciones que son independientes del compromiso de concesión vial, que hoy enfrenta legalmente a la Prefectura con las dos empresas de propiedad de Hidalgo e Hidalgo.

“Son obras contratadas a través de una licitación y no hay ningún inconveniente, aunque estén a cargo de Hidalgo e Hidalgo. No hay ninguna afectación”, señaló Luis Aaron Salazar, a cargo de la dirección de Gestión BEDE del gobierno provincial.

Retrasos

De acuerdo con Salazar, los atrasos se generan por dos motivos: la emergencia sanitaria que se dio a nivel nacional y las obras complementarias que todavía no se ejecutan (que es un tema administrativo netamente de la Prefectura).

El funcionario también afirma que los trabajos complementarios incrementarán el costo final de cada contrato. “La ley de Contratación Pública establece hasta un 15 % del costo contractual. Como no se ejecutan todavía, se cuantifican casi al finalizar”, precisa.

La terminación de dos de las tres obras está fijada para diciembre del 2020, según las previsiones de la entidad. Sin embargo, la de Nobol, presenta contratiempos.

La entrega de la Petrillo-Las Minas de Petrillo sería para enero o febrero del próximo año”, estima Salazar. Ahí hay retrasos porque en un tramo de la vía el Municipio de Nobol estaba efectuando la instalación de tuberías de agua potable, y no se podía intervenir. Recién hace poco terminaron esos trabajos”, señala el funcionario.

Fuente: Expreso

(Visited 11 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más