Goldman Sachs retoma la venta de sus carreteras en México

Goldman Sachs ha puesto nuevamente a la venta la Red de Carreteras de Occidente (RCO), una de las mayores concesionarias de México, que tiene bajo su gestión siete autopistas que suman más de 815 kilómetros de longitud.

Entre los grupos internacionales interesados están Abertis, Roadis y Globalvia. El valor de la operación se estima entre 1.500 – 2.000 millones de euros.

Hace dos años, el banco americano, a través de Goldman Sachs Infrastructure Partners (GSIP), intentó realizar la venta; pero la suspendió ante la incertidumbre generada en México por la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

RCO explota las autopistas de peaje Maravatío-Zapotlanejo, Guadalajara-Zapotlanejo, Zapotlanejo-Lagos de Moreno, León-Aguascalientes y Tepic-San Blas y las vías libres Querétaro-Irapuato e Irapueto-La Pineda. El plazo de concesión de estas carreteras oscila entre 2025 y 2042. Asimismo, tiene en proceso de construcción las conexiones entre Jiquilpan y La Barca y Zamora-La Piedad, cuya concesión adquirió en setiembre.

Lee también: Corredor Panamá Norte tiene avance del 60%

La concesionaria controlada por GSIP atrajo el interés de tres grandes operadoras españolas de autopistas: Abertis, Globalvia y Roadis. La primera ya se interesó en 2017 y apenas ha realizado adquisiciones en los dos últimos años por la toma de control de su capital por parte de Atlantia, ACS y Hochtief. La compañía catalana es socia de Goldman Sachs en sus dos autopistas en Puerto Rico.

Mientras, Globalvia ya está presente en México, donde explota la Autovía Necaxa-Tihuatlán, de 84.7 kilómetros de longitud y Roadis también se encuentra abierto a compras. La empresa opera las autopistas Saltillo-Monterrey, que quiere ampliar, y Perote-Xalapa-Banderilla, con un total de 145 kilómetros. La empresa cuenta con el apoyo de su propietario, el fondo de pensiones canadiense PSP.

Fuente: El Economista

(Visited 77 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más