Grandes obras de infraestructura vial quedarán a medias en Costa Rica

En Costa Rica, la administración de Carlos Alvarado heredará en el 2022 a su sucesor un portafolio de inversión en infraestructura vial urgente y a medio terminar.

El mandatario no prevé terminar las grandes obras de infraestructura que ya iniciaron. Por ejemplo, dentro de tres años, la ampliación de la ruta 32 y la nueva carretera a San Ramón solo tendrán un avance del 30%.

Para la vía a Limón hay pendientes 1.400 expropiaciones, que atrasarán el desarrollo.

El proyecto de San Carlos, que ya lleva 15 años en construcción, es otra vía que no se sabe si podrá concluirse, porque se requieren US$300 millones y la hacienda pública pasa por problemas de financiamiento.

Lee también: Colombia retrasa apertura de ofertas por vías del Cruce de la Cordillera Central

En cuanto a la ruta 27 es indeterminado qué pasará, ya que el gobierno no ha iniciado las negociaciones con la concesionaria Globalvia, aunque es una prioridad para discutir este año.

A esto se le suma la ampliación de la pista a Cartago, así como los trabajos en Curridabat y Taras.

En todos los casos, la deficiente gestión y planificación ha afectado a las obras, reconoció Rodolfo Méndez, ministro del MOPT.

De acuerdo al Índice de Competitividad Global 2017-2018, que se presentó en el último balance, Costa Rica es el segundo peor país del continente en cuanto a la calidad de las carreteras.

El Dato

Una obra que sí estará terminada es la Circunvalación Norte, a lo largo de cinco kilómetros entre la ruta 32 y la Uruca. Asimismo, el gobierno apuesta a la intervención de una treintena de topics para mitigar el atasco vehicular.

Fuente: La República

(Visited 21 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más