Guatemala: Marhnos devolverá la autopista Palín-Escuintla al estado en 2023

Imagen referencial

En 28 meses concluirá el contrato de concesión de la autopista Palín-Escuintla que suscribió el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) de Guatemala con la empresa mexicana Marhnos.

La concesión, que se otorgó a finales de la década de 1990, se devolverá al CIV el 24 de abril del 2023.

Marhnos está a cargo de la administración del trayecto que conecta la CA-1 Oriente (frontera con El Salvador) con la CA-1 Occidente (frontera con México) y la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ).

En cuanto a las regalías que se han recibido del 1 de mayo del 2000 al 30 de septiembre del 2020, Marhnos ha retribuido al Gobierno con Q17.6 millones (USD 2 millones), que corresponden al 1% contractual sobre los ingresos percibidos sin IVA.

Esta fue la primera autopista con cobro de peaje en Guatemala. Años después se construyó la Vía Alterna del Sur (VAS), con el mismo sistema de pago.

Año de la transición

En el 2022, un año antes de que concluya el contrato, el CIV debe informar sobre la intención con la administración de esa autopista.

La Unidad de Concesiones y Desincorporaciones del CIV informó que una vez finalizado el contrato en abril de 2023 y bajo las condiciones contractuales, existe un proceso administrativo que establece la normativa vigente.

La Ley dice que al finalizar el plazo del contrato de concesión se debe hacer el proceso de revertimiento de bienes; es decir cuando el concesionario entrega el bien al Estado por medio de un protocolo que se debe diseñar conforme las obligaciones contractuales de las partes —concedente y concesionario—. Este documento debe contar con la aprobación de las autoridades”, informó el CIV.

Sin dar más detalles, la referida unidad, coordinada por Silvia Rivas Amaya, indicó que actualmente se “está trabajando en el mismo”.

Lee también: Argentina anuncia las primeras 30 obras públicas del 2021

Indicadores

Sandro Testelli, presidente de Marhnos Guatemala, explicó que se está en una etapa de transición que involucra algunos trabajos adicionales que se deben efectuar a partir del último trimestre del 2021, los cuales incluyen algunos presupuestos, precisamente para dejar el proyecto y entregarlo a la autoridad competente.

Además confirmó que, como parte de las cláusulas del contrato, la compañía debe dejar algunos indicadores para medir posteriormente, o sea en los siguientes 24 meses, a partir de la recepción.

“Tenemos que hacer inversiones del proyecto, en las condiciones que se van a entregar para 2023, pero que duren hasta 2025”, precisó.

Parte de esas inversiones están relacionadas con la infraestructura de la autopista, entre otros trabajos de ingeniería.

¿Cuál será el futuro?

Se espera que el 2021, el CIV contrate a una empresa (pública o privada) para el estudio de preinversión a nivel de factibilidad, para conocer a detalle el comportamiento de la vía. La empresa a cargo del estudio evaluará los diferentes indicadores de la autopista y brindará una recomendación técnica.

El Dato

  • Entre 23 y 24 mil vehículos circulan a diario por la autopista Palín-Escuintla, y en días festivos el número supera los 27 mil. Los destinos son la Costa Sur y fronteras con El Salvador y México.
  • En febrero de 1997,  Guatemala hizo una licitación internacional para entregar en concesión la autopista Palín-Escuintla, con una extensión de 23.9 kilómetros y que tuvo un costo de poco más de 334 millones de quetzales (USD 42 millones al cambio actual). El acuerdo establecía que a partir del abril de 1998, la firma debía hacerse cargo de la obra hasta abril del 2023.

Fuente: Prensa Libre

(Visited 629 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más