Guatemala se desecha proyecto de Autopista Escuintla-Puerto Quetzal

Los diputados de Guatemala no aprobaron el proyecto de la Autopista Escuintla-Puerto Quetzal con cobro de peaje, que sería el primer proyecto que se ejecutaría bajo la modalidad de Alianza Público Privada (APP).

Solo 32 diputados votaron a favor, 50 en contra y 76 estuvieron ausentes. El artículo 117 de la Ley Orgánica confirma que el proyecto fue desechado, al no avanzar en su aprobación. Con esta acción, el proyecto quedó sepultado y se tendría que presentar una nueva iniciativa para poder darle vida a ese proyecto, que tenía un costo de inversión de US$80 millones.

El proyecto contaba con el apoyo de la Millennium Challenge Corporation (MCC), una agencia de Estados Unidos para el desarrollo de proyectos en países pobres y en vías de desarrollo, la cual envió una carta donde da como ultimátum el 31 de octubre para que el Congreso aprobara la obra de Puerto Quetzal o de lo contrario retiraría el apoyo para el proyecto de Metrorriel.

El ministro de Finanzas y presidente de Anadie, Víctor Martínez, expuso que es preocupante la decisión que adoptó el Congreso.

Lee también:Consorcio tendrá siete meses para financiar Costanera Sur

Indicó que ahora se tendrán que utilizar fondos públicos para la construcción de la carretera y que generará presión fiscal, ya que no se programaron recursos para el mantenimiento de la carretera.

El funcionario explicó que se asignaron Q1 mil 300 millones de inversión para el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) para 2020 y citó como ejemplo que el 40% se utilizarían para la construcción de la autopista, cuando lo podría desarrollar un privado y a la vez estimular la economía y generar empleo.

En todo caso, dijo, será una decisión que corresponde al CIV, en el sentido de hacer una estimación de la obra y que otras consecuencias podría tener con la firma que se le adjudicó.

La obra consistía en la mejora, rehabilitación, construcción, operación y mantenimiento del tramo carretero. En este proyecto se proyectaba la generación de 1.700 empleos durante la fase de preconstrucción y construcción y 400, en la operación.

Convía

El consorcio al que fue adjudicado el proyecto de la Autopista Escuintla-Puerto Quetzal, solicitó regresar el proceso a tercera lectura, pero diputados señalan que eso es ilegal.

“La intención de Convía es que se cumpla el debido proceso de la lectura para la aprobación o no del proyecto”, indicó el abogado Manuel Pérez.

La acción, según Pérez, sería de amparo o de inconstitucionalidad y, por ende, se debería promover en la Corte de Constitucionalidad.

René Muñoz, director de asunto corporativo de Convía, empresa que iba a ejecutar el proyecto, indicó que el Congreso tiene la facultad de aprobar o improbar una alianza público privada, pero considera que la empresa ha hecho un excelente trabajo al presentar todos los puntos en función de las bases de licitación del proyecto, incluso, se ha dado el canon más alto que en toda la región y que eso beneficia al país.

El directivo aseguró que no era una privatización, sino una alianza en la que el estado da el derecho de vía, porque la carretera no existe, y el privado está obligado a invertir para hacer una autopista, operarla, mantenerla y en 25 años entregarla a Guatemala de vuelta.

Fuente: Prensa Libre

(Visited 35 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más