Infraestructura de transporte: El gran reto del próximo gobierno peruano

Francia para que brinde la asesoría técnica a Perú, mediante la modalidad de Gobierno a Gobierno.

Grandes economías vienen aplicando planes de estímulo impulsando programas de reconstrucción y modernización de infraestructura como Estados Unidos, cuya cartera de transporte -a realizarse en un periodo de 8 años- asciende al 33% del total de recursos, constituyéndose en una fuente importante de empleo bien remunerado para la modernización de más de 32.000 kilómetros de rutas y reparación de 10.000 puentes e inversiones en aeropuertos, por un valor de USD 2 billones.

No obstante, en el caso peruano no basta con desarrollar un mayor número de proyectos viales, ferroviarios y aéreos, sino que implica reformar la manera de planificar, desarrollar y operar la nueva infraestructura, y como hacer más sostenible la ya existente.

Inversión pública tradicional

Un alto porcentaje de la infraestructura pública es canalizada a través del sistema Invierte.pe, donde las entidades de los tres niveles de gobierno materializan sus proyectos priorizados en las Programaciones Multianuales de Inversiones apoyándose en la Ley de Contrataciones del Estado.

Con base en el portal Consulta Amigable del MEF y la Programación Multianual de Inversiones del MTC, el IEDEP seleccionó proyectos con costo superior a los USD 10 millones y avance inferior al 70%, identificando un total de 260 obras con USD 43.596 millones pendientes de ejecución, que se podrían desembolsar en el próximo gobierno.

Estás obras se ubican principalmente en Lima (18), Cusco (17), Junín (15), Piura (12) y más de una región (48). Entre las obras con mayores montos pendientes de inversión figuran la Rehabilitación y Mejoramiento de la carretera Cerro de Pasco-Tingo María (USD 569 millones), la Construcción de la segunda calzada de la ruta PE-1N tramo Lambayeque-Piura (USD 568 millones) y la Rehabilitación y Mejoramiento de la carretera ruta N° PE-08 Ciudad de Dios-Cajamarca (USD 448 millones).

Lee también→ Francia brindará asesoría técnica a Perú en la construcción de la Nueva Carretera Central

Asociación Público Privada (APP)

El sector privado financia total o parcialmente estas obras y asume riesgos que pueden gestionar mejor que el Estado. Este mecanismo alivia las presiones sobre el presupuesto público que debe priorizar los recursos a la emergencia sanitaria.

Según el IEDEP, los proyectos con mayores posibilidades de ser adjudicados vía APP en el periodo 2021-2026 son seis, valorizados en USD 4.628 millones. Cuatro de los proyectos ya figuran en la cartera de Proinversión. Empezando por el Anillo Vial Periférico (USD 1.965 millones) y el Terminal Portuario San Juan de Marcona (USD 520 millones).

Ambas iniciativas privadas serán concesionados por 30 años y se encuentran en fase de estructuración, esperando recibir la Declaratoria de Interés este año. La diferencia entre ambos es que el primero será cofinanciado (el Estado aporta recursos públicos) y el segundo autofinanciado.

También figura la Longitudinal de la Sierra Tramo 4 (USD 709 millones) y el Ferrocarril Huancayo – Huancavelica (USD 263 millones). Ambos proyectos son iniciativas estatales y serán cofinanciadas por el Estado. El primer proyecto, que será concesionado por 25 años, se encuentra en etapa de estructuración esperando ser adjudicado en 2022. El segundo proyecto será concesionado por 30 años, encontrándose en fase de transacción y esperando ser adjudicado este año.

Dos de los proyectos aún no conforman la cartera Proinversión, pues están en etapa de maduración. Se trata del Tercer Grupo de Aeropuertos (USD 731 millones) y el Terminal Portuario de Lambayeque (USD 440 millones). Ambos son iniciativas estatales.

Inversión pública con G2G

Para la etapa constructiva, paralelamente a las APP, el Gobierno puede firmar con algún gobierno extranjero un contrato Estado a Estado (G2G) a través del cual este último le proveerá de una Oficina de Gestión de Proyectos (PMO) especializada en determinada infraestructura.

Entre sus principales funciones destaca el revisar los estudios preliminares hasta convertirlos en expedientes técnicos y licitar internacionalmente la construcción de la obra. Un proyecto emblemático bajo este esquema es la construcción del Aeropuerto Internacional de Chinchero en Cusco (USD 682 millones) para el cual en 2019 se firmó un contrato G2G con Corea del Sur.

Asimismo, recientemente se firmó uno similar con Francia para la asesoría en la construcción de la Nueva Carretera Central (USD 3.241 millones). La Línea 3 (USD 6.537 millones) y la Línea 4 (US$ 3.499 millones) del Metro de Lima también podrían seguir el mismo sendero.

Lee también→ Construcción del Puente Nanay inyectará USD 42 millones a la economía del Perú este 2021

Infraestructura concesionada

El siguiente gobierno recibirá 29 obras concesionadas a privados (16 carreteras, ocho puertos, tres aeropuertos y dos ferrocarriles), cuya inversión pendiente suma USD 6.984 millones.

Según su financiamiento, 14 son autosostenibles y las restantes cofinanciadas. El reto para las nuevas autoridades será generar las condiciones para que las obras en etapa constructiva no tengan obstáculos en su ejecución y para que las obras en etapa de operación continúen con sus planes de inversiones.

En especial destacan seis obras, que representan el 89% de la inversión pendiente. La Línea 2 del Metro de Lima y Callao (USD 3.477 millones), con un avance financiero del 35%; la Ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez (USD 1.516 millones), con avance del 33%; y el Terminal Norte Multipropósito en el Terminal Portuario del Callao (USD 473 millones), con avance del 47,2%.

Además, la Autopista del Sol Trujillo-Sullana (US$ 256 millones), con avance del 48%; Nuevo Terminal de Contenedores en el Terminal Portuario del Callao-Zona Sur (USD 255 millones), con avance del 59,4%; y el Terminal Portuario Multipropósito de Salaverry (USD 234 millones), con avance del 13,3%.

Inversión privada

El proyecto más relevante es el Terminal Portuario Multipropósito Chancay (USD 3.000 millones), ubicado en Lima y operado por Cosco Shipping Ports Chancay Peru S.A. A la fecha, su primera etapa, valorizada en USD 1.300 millones, recibió la habilitación por parte de la Autoridad Portuaria Nacional.

Se estima que el proyecto concluya en 2023. La ejecución de estos 300 megaproyectos de Transporte representa una oportunidad para las empresas que aspiren a ser constructores de estas obras o convertirse en proveedores de bienes y servicios de estas.

En ese sentido, a fines de abril el IEDEP pondrá a la venta su Reporte Cartera de Proyectos de Inversión en Transporte – Edición 2021, donde se presentará información detallada y poniendo especial énfasis en la información que permitirá al cliente contactar con los operadores o entidades a cargo de estas obras.

Fuente: Cámara de Comercio de Lima

(Visited 70 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más