La autobomba Carbotech número 500 sale de fabrica

La serie Carbotech ha llegado a una cifra redonda: la bomba número quinientos ha salido de la fábrica, lo que confirma que la decisión de introducir la fibra de carbono en la industria del hormigón ha sido un éxito.

CIFA celebra con orgullo la fabricación de la autobomba Carbotech número 500. Ha pasado mucho tiempo desde que la bomba Carbotech número uno se expuso en Bauma 2010, después de los primeros prototipos estudiados en años anteriores.

Gracias al impulso de la adquisición de CIFA por parte del grupo Zoomlion, se dio un nuevo incentivo a la realización de los proyectos más ambiciosos y pioneros, entre los que se encuentra la introducción de la fibra de carbono para las plumas de distribución instaladas en bombas y hormigonera con bomba. Por tanto, por primera vez, CIFA introdujo la fibra de carbono en el sector del hormigón, revolucionando un campo notoriamente tradicional.

Desde los primeros modelos de bombas (K45H y K62H) y hormigonera con bomba (MK25H), la línea Carbotech ha evolucionado hasta las máquinas actuales, una gama de seis modelos de 40 a 80 metros, únicos e inigualables. Cada máquina está equipada con los últimos sistemas tecnológicos para simplificar el trabajo en la obra con la máxima seguridad. Un ejemplo de ello es justamente la bomba Carbotech número 500: una bomba K47H con 47 metros de pluma, cuyas dos últimas secciones son de carbono; un best seller de CIFA.

Lee también ► El nuevo Volvo FH Euro 6 combina la reducción de emisiones y el alto rendimiento

¿Por qué el carbono?

El uso de la fibra de carbono tiene muchos pros y se usa desde hace años en muchos campos y aplicaciones debido a su ligereza y resistencia, así como a la posibilidad de ser reparada con facilidad: al ser una fibra, es decir, un tejido, no requiere soldaduras y no sufre daños debido al desgaste o a la corrosión. Una vez que se ha endurecido con calor y presión controlados, se vuelve resistente y duradera.

El uso de carbono en la realización de ciertas secciones de la pluma de una bomba montada en camión permite que la máquina sea más ligera, más estable y con menos consumo; en otras palabras, más sostenible económica y ecológicamente. Gracias al significativo ahorro de peso, pueden montarse plumas de 40, 47, 53, 60 metros y más en chasis en los que normalmente se montan plumas de menor longitud, que, además de respetar los límites de peso, proporcionan una mayor carga útil a disposición del operador.

El CEO de CIFA, Davide Cipolla, protagonista en primera persona del proyecto Carbotech desde el principio, comenta: “Sin duda, la línea Carbotech es un hito en la historia de CIFA, es esa idea “out of the box” que nos ha hecho dar un salto de calidad, no solo en términos de producto, sino también en términos de posicionamiento de marca».

La línea Carbotech también es el tope de gama de CIFA en cuanto a la durabilidad de la máquina y la seguridad en el trabajo, de hecho, aprovecha las ventajas de la digitalización para equipar los modelos con sistemas electrónicos de control (Smartronic®) y sistemas predictivos. Con la monitorización a distancia (CIFA Vista) que permite controlar toda la cadena de suministro del hormigón, desde la producción hasta la colocación, también se garantizan la puntualidad y la precisión de los servicios de posventa: imprevistos bajo control y mantenimiento programado.

La bomba Carbotech número 500 se podrá admirar en Bauma 2022, en el área CIFA del stand de Zoomlion, junto con la gran novedad de la serie eléctrica Energya, que se presentará durante la feria.

(Visited 14 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más