México aún no anuncia ganador de estudio de 11 concesiones carreteras

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) aún no da a conocer al ganador de la licitación para que se realicen el estudio y análisis de 11 concesiones, que están en poder de empresas como Aleatica (antes OHL), GIA, Pinfra e ICA, entre otras.

La SCT decidió diferir el fallo para el 23 de julio, pero no hay anuncio oficial. Cabe destacar que ayer se designó al ingeniero Jorge Arganis Díaz Leal como nuevo titular de la SCT, quien sustituye al ingeniero Javier Jiménez Espriú.

Para este concurso, se recibieron cinco propuestas económicas:

1. AFH consultores y asociados y Ríos Ferrer Guillen-Llarena Treviño y Rivera.
2. Noriega y Escobedo junto con KPMG Cárdenas Dosal.
3. Gulesserian Consultores.
4. G.I Moen.
5. Gerinpro Consultores.

Uno de los contratos que se revisarán es el de la construcción de la autopista Atizapán-Atlacomulco, en el Estado de México, otorgado a Aleatica en 2014 y que bajo los primeros esquemas debió ser concluida en 2016, pero se retrasó debido a problemas sociales, cambio de trazo y la modificación en el proyecto ejecutivo.

Sin embargo, el gobierno de Peña Nieto modificó el programa de construcción de la carretera para tener un plazo de 24 meses a partir de agosto de 2019.

También será analizada la vía Siglo XXI Jantetelco-El Higuerón, en Morelos, concesionada a Pinfra junto con Aldesa y CKD GBM Infraestructura, tiene una extensión de 61.8 kilómetros. Así como, el libramiento de Obregón (de 34.5 kilómetros), Sonora, que fue dado a la compañía GIA por una vigencia de 30 años.

En el caso de la autopista Nuevo Necaxa-Tihuatlán que registró algunos retrasos en su construcción, fue otorgada a ICA el 29 de julio de 2017 por un periodo máximo de 30 años. Esta vía, que forma parte de la carretera México-Tuxpan, tiene una extensión de 84.7 kilómetros en Puebla y Veracruz, y está dividida en dos tramos: Nuevo Necaxa–Ávila Camacho, con 36.6 kilómetros, y Ávila Camacho-Tihuatlán, con 48.1 kilómetros.

Respecto al libramiento de San Luis Potosí, la concesión fue otorgada a la empresa Mexicana de Técnicos en Autopistas (META) por una vigencia de 60 años.

Las vías Nueva Italia- Apatzingán, en Michoacán, y el libramiento La Galarza-Amatitlanes, en Puebla, de la empresa Supra Construcción también entran dentro de la figura de revisión.

Mientras que la autopista que corre de Monterrey a Nuevo Laredo, que fue concesionada a Pinfra, y el libramiento San Luis Potosí, de la compañía META, se buscarán igualmente analizar su situación económica-financiera y jurídica.

Fuente: Milenio

(Visited 64 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más