Tras peritaje, piden investigar el diseño, construcción y mantenimiento de la Línea 12 del Metro de CDMX

Colapso de un paso elevado de la Línea 12 del Metro de Ciudad de México. / Foto: @SGIRPC_CDMX

El ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, ha pedido investigar el diseño, construcción y mantenimiento de la Línea 12 del Metro de Ciudad de México, que colapsó el 3 de mayo.

Ebrad, que era alcalde de la capital mexicana cuando se construyó ese tramo de vía, ha destacado la importancia de esclarecer las causas del accidente lo antes posible, haciendo hincapié en la importancia de que la pesquisa aborde el mantenimiento de la línea.

Las declaraciones se dan tras la presentación del primer dictamen del peritaje de la empresa noruega DNV. En el informe se apunta a un fallo estructural asociado al menos a seis deficiencias en el proceso constructivo identificadas hasta ahora:

  1. Proceso de soldadura de los pernos Nelson;
  2. Porosidad y falta de fusión en la unión perno-trabe;
  3. Falta de pernos Nelson en las trabes que conforman el conjunto del puente;
  4. Diferentes tipos de concreto en la tableta;
  5. Soldaduras no concluidas y/o mal ejecutadas;
  6. Supervisión y control dimensional en soldaduras de filete.

DNV aseguró que continuará con la revisión de las evidencias documentales y de partes en los diferentes procesos a efecto de determinar la relevancia de cada uno de dichos hallazgos.

Lee también→ México extiende concesión de Aleatica a cambio de obras viales

La Línea 12 del Metro de Ciudad de México estuvo a cargo del consorcio integrado por las mexicanas ICA y Grupo Carso, así como el fabricante de trenes francés Alstom.

El Grupo Carso construyó el tramo de la Línea 12 que colapsó. En ese sentido la compañía deberá asumir la responsabilidad correspondiente, pero no perderá los contratos gubernamentales existentes ni quedará bloqueada para trabajos futuros, según una persona cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador.

La catástrofe no pondrá en peligro las posibilidades de Carso de ganar futuras licitaciones siempre que la empresa cumpla con cualquier castigo que pueda recibir, según la persona familiarizada con el pensamiento del Gobierno, que pidió no ser identificada al discutir información privada.

Es poco probable que López Obrador sea demasiado duro con Carso o Slim debido a sus roles prominentes en otros proyectos de infraestructura del Gobierno y porque el presidente gana credibilidad en el mercado al mantener una relación con el multimillonario, según Duncan Wood, asesor principal del Instituto de México del Wilson Center.

“AMLO no quiere meterse en una pelea con Slim”, dijo Wood. “Su relación es demasiado importante para ponerla en peligro. AMLO necesita a Slim en términos de gasto en infraestructura “.

Fuente: Con información de Infobae y El Financiero

(Visited 19 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más