Última etapa del Corredor Paseo del Bajo en Argentina

Los trabajos del corredor Paseo del Bajo, que unirá la Autopista Buenos Aires–La Plata con la autopista Illía, avanza casi sin freno. Según adelantó el Gobierno, a la nueva vía rápida solo le resta las últimas capas de asfalto, colocar los paneles insonorización, la iluminación y algunos detalles en las salidas de emergencias que tendrá la autopista.

Las obras se iniciaron en enero de 2017 y demandó una inversión de US$650 millones, de los cuales US$400 millones fueron aportados por la Corporación Andina Financiera (CAF) y el resto fue obtenido de la venta de terrenos nacionales (en su mayoría ferroviarios) que fueron cedidos a la Ciudad.

Lee también: Argentina tendrá lista la autovía Córdoba-Jesús María en julio

El nuevo corredor vial de 7.1 kilómetros es ejecutado por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, a través de Autopistas de Buenos Aires (AUSA). La obra correrá en paralelo a las avenidas Huergo-Madero y Alicia Moreau de Justo-Antártida Argentina desde la avenida Brasil hasta el norte, donde se incorporará a la autopista Illia, con accesos al Puerto y a la Terminal de Omnibus de Retiro.

La vía será la primera en utilizar el sistema de peajes Free Flow, que evitará que los camiones y los micros se detengan en las estaciones de peajes.

El corredor Paseo del Bajo tendrá en total 12 carriles, cuatro de vía rápida y exclusivos para camiones y micros de larga distancia, bajo trinchera, dos sentido al norte y dos sentido al sur; ocho carriles para vehículos livianos, cuatro de los cuales correrán sobre la traza del corredor Alicia Moreau de Justo – Antártida Argentina con sentido norte, y los otros cuatro, sobre el corredor Huergo – Madero con sentido al sur.

Tres sectores

La obra se dividió en tres sectores. El tramo A se construyó con la técnica de los viaductos (elevado en altura) por tres kilómetros y corresponde a los extremos sur y norte. El viaducto sur, en tanto, comienza en el empalme con las autopistas 25 de Mayo y Buenos Aires-La Plata. Entre Humberto Primo y Carlos Calvo comenzarán a perder altura, para dar paso al Tramo B.

El viaducto norte será el nexo con la autopista Illia y los ingresos al Puerto y a la Terminal de Ómnibus de Retiro. Este irá elevándose desde la Avenida de los Inmigrantes durante 2.3 kilómetros hasta complementarse con la autopista Illia.

El Tramo C, correspondió al recorrido de 2,5 kilómetros. Continúa en el formato de trinchera desde Bartolomé Mitre hasta la Av. Córdoba, en donde se eleva a nivel del terreno para eludir el triducto pluvio- cloacal que cruza el área. Luego la traza desciende nuevamente, y pasa por debajo de las vías ferroviarias, culmina en el inicio del viaducto norte.

El Parque del Bajo

Con el Parque del Bajo, la Ciudad sumará 35 mil metros cuadrados de verde en pleno centro. Es un beneficio colateral de la construcción de la autopista ribereña que integrará de manera definitiva Puerto Madero al centro y cambiará por completo ciudad de Buenos Aires.

Fuente: LPO y La Prensa

(Visited 12 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más