¿Cómo elegir la excavadora hidráulica ideal? 

La robustez y adaptabilidad de una excavadora hidráulica a los distintos frentes de trabajo hace de ella un equipo esencial en las operaciones de construcción civil, vertederos y minería.

La fuerza requerida para excavar es obtenida a través del sistema hidráulico que bombea el aceite hacia los cilindros hidráulicos, generando la fuerza necesaria para la ejecución de la operación, con estabilidad y seguridad.

Recientemente, el distribuidor oficial de Link-Belt en Guatemala, La Conquista, entregó cuatro excavadoras 210X3E y 360X3E a la empresa de materiales y agregados de construcción Piedrín del Sur.

Elección por área de actuación

La elección de la excavadora 210X3E tomó en consideración el sistema hidráulico controlado electrónicamente, que reduce el consumo de combustible en 14% e incrementa la velocidad de trabajo en 4%, comparándosela con la serie anterior, 210X2.

Dicho desempeño es posible gracias a la combinación de las tecnologías de última generación, agregando más inteligencia al control de las bombas con el motor Isuzu. Además, la 210X3E proporciona ciclos más rápidos y menos consumo de combustible que es una excelente opción para trabajos con arena.

En el caso del modelo 360X3E proporciona a Piedrín del Sur más capacidad de excavación, velocidad de giro y elevación simultáneas, produciendo ciclos de trabajo rápidos.

La tecnología hidráulica controlada electrónicamente de las bombas Kawasaki, dos bombas de pistones axiales de desplazamiento variable y una de engranaje piloto, garantizan potencia hidráulica suministrada con exactitud cuando y donde sea necesaria. Simultáneamente, el caudal hidráulico en áreas no críticas del sistema es reducido para mantener el ahorro de combustible.

Lee también ► Tragsa y Repsol desarrollan un proyecto piloto de combustibles renovables

Excavadoras para servicio pesado con durabilidad

El gerente de Piedrín, Carlos Ochoa, lleva más de 30 años de experiencia en el área y conoció a Link-Belt en 2001, después de tener muchos problemas con equipos de otra marca. “Percibí que las máquinas Link-Belt trabajaban duro y no se dañaban. Luego que inicié Piedrín del Sur, empecé a adquirir las excavadoras rojas”, dijo.

Actualmente, la empresa tiene 13 excavadoras de la marca. Además, el primer equipo que adquirió, al día de hoy, anda con alrededor de 25 000 de trabajo, lo que da la certeza de la calidad, robustez y duración de los equipos.

Uno de los objetivos de Link-Belt es hacer que los mantenimientos diario y programado de los equipos sean sencillos, asegurando así, la durabilidad de las excavadoras. Prueba de eso es la sencillez de acceso a todos los puntos de chequeo rutinarios, que quedan al nivel del suelo. Eso incluye el acceso fácil a las baterías, filtros de combustible, filtro y aceite del motor, filtros de aire con dos elementos y de filtros aire acondicionado de la cabina. Incluso las pantallas de protección del radiador son de fácil limpieza y posee un sistema de drenaje de aceite ecológico ya que su dispositivo facilita el cambio de aceite, evita derrames y proporciona rapidez al proceso.

El soporte brindado a los clientes por el equipo técnico de Link-Belt también integra a las iniciativas de la empresa para optimizar el servicio de mantenimiento. “La compañía cuenta con un centro de distribución de repuestos con una infraestructura completa y elevada capacidad de almacenaje – 60 000 repuestos originales en existencia – y logística. Además, la prioridad es servir al cliente con agilidad en el campo, explicó el especialista de Producto, Vladimir Machado.

(Visited 155 times, 4 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más