El Rokbak RA30 destaca en una gravera alemana

Al necesitar un dúmper articulado robusto y fiable para retirar la sobrecarga durante diez horas al día, cinco días a la semana, Erdbau Schrader encontró la solución perfecta con Rokbak y su RA30.

En una fosa cercana a Calbe, una ciudad del distrito de Salzlandkreis, en Sajonia-Anhalt, Alemania, el especialista en movimientos de tierra Erdbau Schrader extrae diariamente unas 6000 toneladas de grava. La extracción de grava comenzó en el lugar hace unos 30 años y se espera que continúe durante otras tres décadas. El Rokbak RA30, la última incorporación a la flota de Erdbau Schrader, es el encargado de navegar por este duro terreno, subiendo y bajando pendientes pronunciadas para descargar a unos dos kilómetros de distancia.

“Elegimos a Rokbak por su fiabilidad y la relación calidad-precio, así como por la capacidad del dúmper para hacer frente a nuestras largas y pesadas operaciones fuera de la carretera”, afirma Ines Schrader, directora general de Erdbau Schrader. “También queríamos asegurarnos de que nuestros experimentados operadores pudieran trabajar con el máximo confort”.

Erdbau Schrader se fundó en abril de 2011. La empresa está especializada en el retiro de sobrecarga para la extracción de grava y la renaturalización, utilizando sus máquinas en varios lugares cerca de sus bases de Staßfurt y Brumby. Erdbau Schrader ya poseía cuatro Terex Trucks TA300, que compró antes de que Terex Trucks pasara a llamarse Rokbak en septiembre del año pasado. En julio, la empresa añadió el RA30 a su flota, comprando la máquina al distribuidor de Rokbak, Klarmann-Lembach. Otros tres dúmperes articulados trabajan junto al RA30 en la mina cercana a Calbe.

Robusto y fiable

Los dúmperes articulados de Erdbau Schrader trabajan a pleno rendimiento cinco días a la semana, durante diez horas, desde las 6 de la mañana hasta las 4 de la tarde. Los materiales de la obra se transportan por un terreno arenoso durante dos kilómetros antes de ser descargados en una estación de carga ferroviaria. El RA30 tiene que sortear terrenos difíciles, demostrar su durabilidad durante largos turnos y ser una máquina que los empleados quieran manejar.

Con capacidad para transportar una carga útil de hasta 28 toneladas, el RA30 tiene una potencia máxima del motor de 276 kW (370 CV) y un par máximo de 1880 Nm a 1400 rpm, que le permite afrontar pendientes pronunciadas con facilidad.

El mantenimiento rutinario es lo más rápido y eficiente posible, manteniendo el tiempo y los costos de servicio al mínimo. Además, las piezas homologadas de fábrica están respaldadas por una garantía de dos años/6000 horas, una de las más completas del sector.

El dúmper también cuenta con una espaciosa cabina presurizada, que cumple con la normativa ROPS/FOPS, excelente calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC).

Lee también ►Trituradora de impacto Mobirex MR 130(i) PRO de Kleemann con accionamiento eléctrico 

“La notable construcción del eje delantero, con una verdadera suspensión delantera independiente, ofrece un nivel muy alto de comodidad para el operario en una jornada de trabajo completa de 10 horas, que se ve reforzada por la transmisión totalmente automática de ocho velocidades”, destaca Uwe Schrader, que supervisa el uso de la máquina en Erdbau Schrader.

La transmisión EP320 de la RA30 cuenta con ocho marchas hacia delante y cuatro hacia atrás, y presenta una velocidad máxima de hasta 55 km/h, un elevado reparto de la relación de transmisión, pasos de relación iguales entre las marchas y un cambio de marchas optimizado con cambios de carga parciales. Todo ello se traduce en un menor consumo de combustible con un cambio de marchas más suave y, por tanto, en un mayor nivel de comodidad para el operador, así como en tiempos de ciclo más rápidos y una reducción de las emisiones de carbono.

En general, toda la cadena cinemática ayuda a que el dúmper ofrezca una tracción líder en su clase para lograr un rendimiento y una productividad superiores. También garantiza que la máquina ofrezca una navegación excelente y ciclos de transporte rápidos. Además, el líquido de transmisión de larga duración de la RA30 aumenta el tiempo entre los intervalos de mantenimiento del aceite hasta las 4000 horas, lo que ayuda aún más a los clientes a lograr una mayor productividad y tiempo de actividad, así como un menor costo por tonelada.

La transmisión del RA30 logra el equilibrio perfecto entre potencia eficiente, engranaje eficaz y distribución del peso, lo que permite al transportista mover más cargas con mayor rapidez”, concluyó Thomas Schmitt, director de asistencia al cliente de Rokbak en Europa. El RA30 es sencillo de manejar, fácil de mantener y ofrece un bajo coste total de propiedad con un rendimiento eficiente del combustible y una alta productividad, por lo que no es de extrañar que el equipo de Erdbau Schrader esté tan satisfecho con él”.

(Visited 8 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más