Nueva planta mezcladora móvil para el reciclado en frío de Wirtgen

La nueva planta mezcladora KMA 240(i) de Wirtgen puede cargar en un ciclo de 5 minutos un camión de 20 t con material mezclado frío de alta calidad. / Cortesía de Wirtgen.

La planta mezcladora móvil para el reciclado en frío KMA 240(i) puede tratar de forma ecológica 240 t por hora de mezcla de diversos materiales de construcción. Con esta potente solución, Wirtgen contribuye de forma sostenible a reincorporar al ciclo de construcción de carreteras materiales de construcción reciclados a modo de valiosa mezcla de material. Las nuevas superficies industriales y de tráfico rodado construidas de esta forma destacan por su alta capacidad de carga, su resistencia frente a la deformación y su gran durabilidad.

La receta del éxito para calzadas con alta capacidad de carga

La planta mezcladora para el reciclado en frío KMA 240(i) produce de inmediato material mezclado en frío listo para extender y sirve para crear distintos tipos de capas de base ligadas. Así se pueden producir no solo capas de base ligadas de forma hidráulica (HGT) y hormigón compactado (RCC = roller compacted concrete), sino también capas de base ligadas de forma bituminosa (con emulsión o con betún espumado). El espectro de aplicaciones de los diversos materiales mezclados en frío va desde la construcción de autopistas hasta la construcción de aparcamientos o superficies industriales, pasando por la construcción de carreteras nacionales y caminos.

KMA 240(i): 20 t de material reciclado en frío en un ciclo de 5 minutos

La planta mezcladora para el reciclado en frío está montada en un semirremolque de plataforma baja y cuenta con una unidad de motor propia. Este concepto móvil permite el traslado flexible a los lugares de aplicación más diversos y una instalación rápida del equipo. En la nueva planta mezcladora para el reciclado en frío, Wirtgen combina las ventajas del modelo predecesor KMA 220(i) exitoso en todo el mundo con un desempeño de mezcla ahora superior y un sistema de dosificación de cemento innovador con autocalibración mediante pesaje estático.

El potente motor diésel de 6 cilindros está diseñado para un alto desempeño de mezcla de hasta 240 t/h. Además, las emisiones acústicas son muy bajas gracias a una carcasa con una amortiguación eficiente. El motor se puede usar hasta dos días de una forma extremadamente económica con un solo llenado del depósito. Los valores bajos de emisiones permiten el uso también dentro del casco urbano.

Con un desempeño de 240 t/h, cada 5 minutos se produce una carga completa de camión con 20 t. Esto permite realizar a diario secciones de construcción de una capa de base ligada de forma hidráulica o bituminosa a una anchura de trabajo de 4 m y un espesor de extendido de 15 cm en una longitud de 1400 m.

Lee también: Cómo los volquetes traseros personalizados aumentan la seguridad y la productividad

Mayores capacidades de mezcla de distintos materiales iniciales

La KMA 240(i) resulta impactante por el tratamiento de los más diversos materiales iniciales no cohesivos, que las cargadoras sobre ruedas entregan al dosificador de la planta a través de rejillas con vibración. Esto permite producir materiales mezclados en frío a partir de las más diversas mezclas de granulado nuevas o de distintos materiales iniciales junto con los ligantes. Como materiales de construcción se pueden usar de forma ecológica material de fresado de asfalto, todos los demás materiales no cohesivos que se recuperan de las viejas capas superficiales de las carreteras y materiales procedentes del tratamiento RC. La reutilización al 100 % permite considerables ahorros de energía y CO2 y reduce al mínimo los tiempos y los costes de construcción.

Tratamiento más rápido del material mezclado gracias a una dosificación optimizada

Silos o camiones cisterna suministran a la planta mezcladora para el reciclado en frío ligantes como por ejemplo betún caliente, emulsión bituminosa y cemento. La dosificación precisa de los materiales iniciales y los ligantes, así como de su proporción, que se realiza de antemano mediante análisis previos en el laboratorio de carretera, está supervisada por un acreditado control de microprocesadores. La KMA 240(i) carga el nuevo material de construcción mezclado homogéneo si es posible directamente en el camión o bien lo va depositando continuamente en la escombrera. La carga y la descarga se realizan de una forma muy flexible mediante la cinta de descarga oscilante 55° a ambos lados.

Lee también: Doosan lanza el nuevo ‘cucharón transparente’ para cargadoras de ruedas

Reciclaje en frío en planta: ecológico, económico, polifacético

La tecnología de reciclaje en frío de Wirtgen es un método de saneamiento ecológico y a la vez rentable que se puede realizar in situ — en ese caso un tren de reciclaje móvil retira el firme dañado, lo trata in situ y lo vuelve a extender directamente — o bien en planta.

Cuando el camino hasta el mecanismo mezclador es demasiado largo o si la obra no cumple los requisitos logísticos para un tren de reciclaje, muchas veces el reciclaje en frío en planta es la mejor solución. En este método, se instala una planta mezcladora móvil para el reciclado en frío (KMA) justo al lado de la obra. Así se ahorra tiempo y capacidad de camión y además es un método extremadamente respetuoso con el medio ambiente: De esta forma, es posible conseguir hasta un 70 % menos de emisiones de CO2 gracias al tratamiento en frío, una reducción del 90 % en las necesidades de transporte y un 40 % menos en costes de construcción. Además, los valiosos materiales de construcción se reutilizan al 100 %.

Por tanto, la tecnología de reciclaje en frío de Wirtgen es sinónimo de la máxima sostenibilidad y no solo permite ahorrar recursos naturales, sino que también ofrece potenciales de ahorro económico.

(Visited 66 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más