Alta ingeniería en Puente de la Innovación

El arco de la innovación es un puente atirantado que conectará las avenidas Zarur, São João y Cassiano Ricardo en São Paulo, Brasil.

Con una altura de 100 m, se ha convertido en uno de los puentes más icónicos del país en su tipo, dada su peculiar forma de arco.  Este puente creará una ruta más segura y rápida para más de 180.000 vehículos al día, lo que aliviará el tráfico de la ciudad. También incluirá un carril bici de más de 3,6 km.

Uno de los requisitos más relevantes en este proyecto ha sido la versatilidad de los sistemas y la seguridad de los operarios. Para ello, el equipo de ingeniería desarrolló una solución integrada con los sistemas y aplicaciones de encofrado y andamiaje idóneos para los pilones y las vías que discurren entre ellos. La constructora Queiroz Galvão ha confiado una vez más en las soluciones de ingeniería de ULMA, así como en la capacidad de respuesta a un proyecto con estrictos plazos de ejecución.

El sistema autotrepante ATR fue elegido para los dos pilones de inclinación variable y sección a cuatro caras, en combinación con el encofrado de vigas de madera VMK para el exterior y la plataforma KSP para el interior. El sistema autotrepante se ha adaptado perfectamente a la inclinación y curva elíptica del fuste de hasta 23º en el último hormigonado. El conjunto ha permitido altos ritmos de ejecución, ciclos de hormigonado de 3 días en tramos de 3,6 m de altura, sin necesidad de grúa. Además, dispone de tres niveles de plataformas de trabajo para la realización de trabajos en el encofrado, ferralla u hormigón, así como para la elevación de la estructura, manteniendo en todo momento estrictos niveles de seguridad a gran altura. A pesar de la complejidad de la geometría, el sistema MK en sus diferentes aplicaciones ha resuelto todos los requerimientos estructurales.

Lee también ► El primer dúmper fabricado con acero libre de combustibles fósiles

Las dos calzadas se apoyan en una forma de X. Se construyeron con ENKOFORM HMK, apoyadas en torres de cimbra T-60. Para el resto del tablero se propuso una solución de encofrado de pórtico MK para evitar el cierre de las vías.

Para la construcción del tramo de arco del puente se construyó una estructura portante de vigas MK y VM apoyadas en cimbras T-60. Los perfiles metálicos a medida soportan todo el peso de la cimbra T-60.

Para acceder a las diferentes zonas del puente se habilitaron escaleras BRIO a cada lado del arco y en dos tramos separados. El primer tramo tiene 60 m de altura y se apoya en el suelo. El segundo tramo, de 40 m de altura, consta de tres escaleras independientes dispuestas sobre consolas BMK en el arco.

 

(Visited 215 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más