El RAP extiende los presupuestos viales

Desde que la pandemia del Covid-19 estalló en todo el mundo y obligó a la población mundial a pasar menos tiempo en las carreteras, los impuestos sobre el combustible de los que dependen tantos propietarios de carreteras para financiar proyectos de construcción se han evaporado. Muchos estados de la Unión Americana están informando de fuertes recortes en los ingresos por impuestos al combustible, lo que retrasa o corta significativamente los proyectos de rehabilitación de carreteras.

El Departamento de Transporte del estado de Washington (WSDOT) enfrenta una disminución de fondos del 40% a medida que los presupuestos estatales y locales comienzan a agotarse. Según Mike Gribner, administrador de WSDOT, “eso básicamente redujo a la mitad mi plan de conservación de 10 años”.

En Pensilvania, PennDOT está retrasando las nuevas construcciones, reduciendo significativamente los proyectos de repavimentación y sellado. Los pilares de la financiación se han visto afectados. Según Trib Live de Pittsburgh, la agencia está luchando con la forma de gestionar una pérdida de ingresos estimada de USD 800 millones por construcción y mantenimiento, una reducción de USD 100 millones en fondos para proyectos multimodales y una reducción de USD 90 millones en ingresos por combustibles líquidos para los gobiernos locales.

Alternativas tecnológicas

Dados estos desafíos de financiación, los contratistas, los DOT y otros propietarios de carreteras están analizando de cerca formas alternativas para extender los presupuestos de rehabilitación de carreteras ahora y en el futuro.

Durante años, el uso de pavimento de asfalto recuperado ha demostrado ser una forma eficaz para reducir costos manteniendo la calidad y durabilidad. En promedio, la mezcla de RAP puede lograr ahorros de costos de USD 1.50/ tonelada en comparación con las mezclas estándar.

Además de los ahorros de costos, los Departamentos de Transporte pueden reconocer los valores agregados de mantener la calidad y la durabilidad de la mezcla mientras se usa RAP, lo que a menudo es posible gracias a un producto rejuvenecedor como la química rejuvenecedora patentada a base de plantas de Cargill, ANOVA.

Ubicada en el centro sur de Wisconsin, justo al norte de la frontera de Illinois, la ciudad de Janesville es responsable de mantener alrededor de 552 km de línea central de caminos y calles municipales que sirven a una población de 65.000 habitantes. Además, la ciudad realiza el mantenimiento de rutina en 18 km de líneas centrales de carreteras estatales que se encuentran dentro de los límites de la ciudad. En 2014, la ciudad de Janesville estaba rehabilitando sus calles a un promedio de 10 km/año de línea central: 8,3 km repavimentados y 1,7 km reconstruidos.

Al tener en cuenta los 552 km mantenidos por Janesville, el resultado es que la ciudad estaba rehabilitando pavimentos de asfalto cada 54 o 55 años en promedio, según Lisa Wolf, ingeniera municipal asistente de Janesville. “Esta es una expectativa completamente irreal, especialmente en nuestro clima del Medio Oeste, donde tenemos múltiples ciclos de congelación y descongelación e infraestructura más antigua dentro de la ciudad que ya se ha molido varias veces”, dijo.

En Wisconsin, la vida útil promedio de una superficie de asfalto es de alrededor de 18 años para pavimento nuevo y 12 años para una superposición, según Wolf. En 2014, la condición promedio de las calles de la ciudad estaba empeorando. El ayuntamiento decidió que se necesitarían más trabajos de rehabilitación anuales antes de que la condición general de sus calles empeorara aún más. Si se deja fallar, la reconstrucción de las calles costaría aún más.

En 2014, el Ayuntamiento de Janesville se comprometió a financiar anualmente 19.2 km de rehabilitación de calles, duplicando su programa. Parte de la estrategia para rehabilitar más por año es ajustar los diseños de mezcla para los pavimentos y “aumentar el uso de materiales reciclados en el asfalto”, dijo Wolf.

La ciudad comenzó a trabajar con Behnke Materials Engineering (BME), una empresa local con sede en la cercana Beloit, para desarrollar nuevas mezclas que incorporarían un mayor contenido reciclado en los pavimentos de asfalto de Janesville. BME también ayudó a revisar las especificaciones de la ciudad para proyectos de repavimentación y reconstrucción, calles en nuevos desarrollos, nuevas extensiones de calles y más.

Las especificaciones revisadas aumentan el uso de tejas de asfalto recuperado (RAS), pavimento de asfalto recuperado (RAP) y pavimento de asfalto recuperado fraccionado (FRAP) en Janesville. También requieren que las mezclas sigan cumpliendo con los estándares para las pruebas de rendimiento DCT, HWT e I-FIT.

Para implementar las mezclas de alto contenido reciclado, la ciudad se asoció con el productor local de asfalto y el contratista de pavimentación Rock Road Companies. “Hay tres mezclas con las que estamos tratando”, explica Steve Bloedow, director técnico de materiales de Rock Road. “Dos de ellos son estándar en Wisconsin; mezclas normales de grano fino. Luego está la mezcla de MT, que es su mezcla de mayor volumen y es una especie de desviación de cualquier mezcla de Wisconsin [DOT] que hayamos puesto”.

La mezcla MT es una mezcla de 75 giros que tiene una graduación más gruesa y sigue el modelo especificado previamente en Illinois, dijo Jon Wixom de Rock Road.

Las tres mezclas utilizan FRAP fino y grueso reciclado fraccionado, “así como RAS para sacar esos ABR (niveles de reemplazo de carpetas de asfalto). Con esos niveles elevados de reciclado, estamos usando el rejuvenecedor ANOVA 1815 como nuestro aditivo para ayudar con esa rigidez. Ha ayudado con todas las pruebas de rendimiento que tenemos que cumplir”, comentó Wixom.

Las especificaciones de Janesville ahora permiten RAP, FRAP y RAS en ambas capas. “Se permite hasta un 30% de ABR (porcentaje de reemplazo de aglutinante de asfalto) en pavimentos de capa inferior y hasta un 55% de ABR en capas de superficie donde se requiere FRAP y RAS opcional”, señaló Wolf.

La asociación con Rock Road y su producto de asfalto ha sido fundamental para la ciudad y el programa revisado de rehabilitación de calles de Janesville.

La primera temporada de producción incluyó secciones de prueba que utilizaron aglutinantes vírgenes más suaves y varios aditivos para compensar el asfalto más duro de RAP, FRAP y RAS. Los ajustes posteriores a las especificaciones incluyeron el requerimiento de aditivos en mezclas de superficie donde el ABR es superior al 30%”, indicó Wolf.

Desde que el programa revisado entró en vigor en 2016, la ciudad de Janesville ha comenzado a cosechar los beneficios. Las especificaciones de las pruebas de rendimiento garantizan que las mezclas de alto reciclado sean resistentes al agrietamiento y la formación de surcos.

 

(Visited 177 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más