Encofrado deslizante con futuro

Una empresa de Kentucky, dedicada al extendido de encofrado deslizante, amplía su campo de actividades con la producción de bordillos, cunetas y vallas de seguridad de hormigón, valiéndose para ello de la más moderna tecnología.

La empresa Fox Enterprises con sede en Richmond, Kentucky, utiliza un sistema de control especial para el encofrado lateral de bordillos, cunetas y bordes de aparcamientos. El control AutoPilot permite el extendido automatizado, incluso en radios estrechos.

Hace poco, la empresa Fox amplió su parque de maquinaria con una extendedora de encofrado deslizante más grande, adecuada tanto para el encofrado lateral de perfiles de bordillos y cunetas, como para el encofrado entre orugas de carreteras. «Queremos ser los mejores y para ello tenemos que comprar la mejor tecnología disponible en el mercado», dice Ed Chenault, jefe de la empresa. Ya en los años 2012 y 2014, Fox compró dos extendedoras de encofrado deslizante SP 15i de Wirtgen con el exclusivo control AutoPilot integrado y, a finales de 2016, adquirió el siguiente modelo más grande, la SP 25i.

En el caso de radios estrechos, a la hora de colocar bordillos tienen más éxito con el AutoPilot que con alambres de guía. Chenault explica que para emplear el AutoPilot, Fox tiene que seleccionar primero un proyecto adecuado y, a continuación, adaptar el control del AutoPilot de forma correspondiente. Agrega que, naturalmente, todo esto depende del contratista general, para el cual trabaja en cada caso, ya que este tiene que estar de acuerdo con el empleo de la tecnología. Dice que han constatado que la mayoría de las empresas constructoras y de los clientes tiene conciencia de la importancia de las mejoras tecnológicas, por lo que reciben esta nueva tecnología con los brazos abiertos.

El AutoPilot de Wirtgen es un sistema de mando tridimensional muy progresista para las extendedoras de encofrado deslizante SP 15i y SP 25i. Consiste en un control económico y de fácil manejo para máquinas que sirve para ejecutar aplicaciones de encofrado lateral y para producir perfiles monolíticos, como vallas de seguridad de hormigón y bordillos. El sistema basado en GPS garantiza máxima precisión y eficiencia, no solo al producir perfiles de hormigón rectos o con curvas complejas, sino también figuras hechas a molde. El piloto automático posibilita el extendido sencillo, totalmente automático y de alta calidad en radios muy estrechos de hasta 600 mm o 2 pies, sin necesidad de utilizar alambres de guía. De esta forma, se suprime no solo el levantamiento topográfico, sino también el tensado y desmontaje del alambre de guía que exigen mucho tiempo y esfuerzo. El piloto automático de Wirtgen también tiene en cuenta y evita automáticamente los obstáculos en el lugar de obras, como las tapas de alcantarillado. El sistema de mando tridimensional, desarrollado por la misma empresa Wirtgen, proporciona ventajas a las compañías de construcción al enfrentarse a sus competidores, ya que abre nuevos campos de aplicación para máquinas y se amortiza con rapidez.

No requiere ningún perfil digital del terreno, dado que la programación del trazado del perfil o de la figura se realiza in situ. El sistema consta de un ordenador integrado en la máquina y de un panel de mando. La máquina lleva montados dos receptores de GPS en los mástiles que se comunican con otra estación de referencia GPS situada en el lugar de obras. La empresa Wirtgen desarrolló el software para el control de la máquina. Incluso el personal sin experiencia consigue dominar el sistema en poco tiempo. Una vez instalada la estación de base y el láser en la obra, se lleva la extendedora de encofrado deslizante a la posición inicial deseada y se coloca en dirección de marcha. Los parámetros se introducen directamente a través del botón pulsador giratorio, así como mediante las teclas de función del sencillo display de manejo. La guía mediante menús es autoexplicativa y con los gráficos se visualizan los perfiles y las figuras de forma plástica.

La programación del piloto automático de Wirtgen es cuestión de pocos minutos. El conductor de la máquina selecciona primero una figura en el panel de mando. Después introduce la longitud, la anchura y el radio de la figura para poder determinar la vía para conducir la extendedora de hormigón. El tercer paso consiste en definir el punto de inicio. A continuación, el operador fija la altura de la máquina y el perfil de altura. Por último, selecciona la inclinación transversal.Un sensor de láser y un sensor de ultrasonido instalados en la extendedora de encofrado deslizante palpan el suelo, garantizando así la regulación exacta de la altura. Posteriormente comienza el extendido completamente automático. Las formas de perfiles, una vez programadas, se pueden memorizar y volver a activar en cualquier momento. Durante todo el proceso el operador tiene el control completo y, en caso necesario, podrá intervenir en cualquier momento en el proceso de extendido automático, por ejemplo, para variar la altura y el ángulo de inclinación de la máquina.

(Visited 397 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

  • Bauer remedia terraplenes ferroviarios

    El operador ferroviario alemán Deutsche Bahn ha anunciado que está invirtiendo alrededor de US$1.800 millones en la sureña región de Baviera este año para mejorar la calidad de la red…

  • Nuevas alas para Costa Rica

    La ampliación del Aeropuerto Juan Santamaría dará una nueva vida al país más ecológico del mundo. Sin duda Costa Rica es reconocido a nivel mundial por una serie de logros…

  • Un experimento desarrollado en España

    Pavimentos con 100% de material fresado producidos en frío. Por: Ing. Lorenzo Sangalli (area manager España); Ing. Loretta Venturini  (director técnico); Ing. Matteo Fumagalli (técnico de laboratorio). El aumento en…

Lee más