Hormigonado en climas fríos

Para cualquier uso del hormigón en climas fríos o condiciones climáticas bajo cero, las recomendaciones de los expertos deben tomarse al pie de la letra, de manera de lograr un buen curado y fraguado de este material. |Gentileza de Giatec Scientific’s Management Team and Research and Development Team.

Aunque los contratistas desearían no tener que realizar tareas como el vertido de hormigón en invierno, la construcción no se detiene cuando bajan las temperaturas. Como la temperatura del hormigón fluctúa en respuesta a los cambios de las condiciones meteorológicas, el hormigón está sujeto a diferentes condiciones de curado que dan lugar a un aumento esporádico de la resistencia. Los contratistas deben prepararse mucho antes de que cambie el tiempo para proteger adecuadamente el hormigón fresco. Tener el equipo adecuado listo para usar en la obra, como lonas y mantas, puede ayudar a evitar retrasos innecesarios y el desarrollo inseguro del hormigón en tiempo frío.

En el American Concrete Institute (ACI) 306: Guide to Cold Weather Concreting “tiempo frío” se define como tres o más días consecutivos de bajas temperaturas, específicamente temperaturas exteriores por debajo de 40 grados F (4 grados C) y temperaturas del aire por debajo de 50 grados F (10 grados C) durante más de un período de 12 horas.

El frío no solo puede ralentizar el proceso de curado, sino que también puede hacer que el agua del hormigón se congele y se expanda, agrietando y debilitando el hormigón. En algunos casos, el hormigón podría incluso acabar siendo inútil debido al desgaste. El hormigón fresco puede congelarse a 25°F (-4°C), por lo que es importante calentar el hormigón fresco hasta que tenga la medida de resistencia a la compresión adecuada.

Lee también ► A- 32, una carretera construida con RARx

Errores al trabajar en climas fríos

Para evitar problemas estructurales durante el vertido de hormigón en invierno y retrasos en el proyecto, es importante saber lo que se debe y no debe hacer en el hormigonado en tiempo frío. Estos 7 errores comunes se deben evitar al colocar el hormigón en tiempo frío.

  1. Colocar el hormigón en un terreno congelado

Al colocar el hormigón, la ubicación de su losa es un factor que influye en la eficacia de las condiciones de curado del hormigón. El suelo congelado puede asentarse cuando se descongela, haciendo que el hormigón se agriete. El hormigón fresco más cercano al suelo también se curará más lentamente que la superficie, lo que significa que la parte superior de su losa se asentará mientras la parte inferior permanece blanda. Esto es un problema porque el hormigón con diferentes gradientes de temperatura no desarrolla la resistencia adecuadamente, lo que lleva a la formación de grietas y a un posible desastre de la estructura.

  1. Permitir que la temperatura del hormigón descienda por debajo del punto de congelación

El hormigón debe mantenerse caliente (alrededor de 50°F (10°C)) para que se cure adecuadamente. El hormigón fresco puede congelarse a 25°F (-4°C), por lo que es importante calentar el hormigón fresco hasta que tenga la medida de resistencia a la compresión adecuada. Esto puede hacerse de manera más eficiente utilizando un medidor de temperatura y madurez del hormigón.

  1. Uso de herramientas frías

Es tan importante mantener las herramientas y los materiales de construcción calientes como el hormigón. Si los encofrados o las herramientas están demasiado fríos, podría alterar el hormigón que entra en contacto con ellos. Esto puede afectar negativamente al desarrollo de la resistencia de su losa y a la calidad del hormigón en tiempo frío.

  1. No utilizar calentadores para aumentar la temperatura del hormigón

El hormigón necesita mantenerse caliente para seguir curándose y desarrollar su resistencia. Si la temperatura de su losa es demasiado baja, el curado se detiene por completo. Los calefactores portátiles proporcionan calor adicional en el suelo y directamente en el hormigón, asegurando que el hormigón siga curándose y ganando resistencia. Tenga cuidado al utilizar el calor; un calentamiento inadecuado del hormigón puede dar lugar a una estructura débil.

  1. Sellado del hormigón en condiciones de frío

Los selladores de hormigón hacen que su hormigón sea más resistente a la exposición a la intemperie y a otros elementos externos. Si va a colocar el hormigón en un clima frío, se aconseja conseguir un sellador que funcione bien en condiciones climáticas extremas según la recomendación del productor/fabricante. Por lo general, el sellado no debe realizarse si la temperatura es inferior a 50 °F (10 °C).

  1. No calcular bien la luz del día

Durante los meses más fríos, la cantidad de luz diurna disminuye. Es esencial utilizar el tiempo con prudencia, ya que retrasarse podría acarrear más problemas. La luz del día no sólo le proporciona una gran cantidad de luz, sino que también da lugar a temperaturas más cálidas. Si debe colocar el hormigón antes o después de las horas de luz, asegúrese de consultar el punto 4 de esta lista.

Lee también ► Eje cafetero: Autopista Vías del Nus

  1. No utilizar sensores de temperatura del hormigón en tiempo real

La supervisión de la temperatura del hormigón en tiempo frío es importante para garantizar la producción de un hormigón de alta calidad que cumpla las especificaciones del plan de control térmico. Si no se presta la debida atención al desarrollo de la resistencia del hormigón, pueden producirse varios problemas comunes. Entre estos problemas se encuentran: congelación del hormigón a edades tempranas; falta de resistencia requerida; cambios rápidos de temperatura; protección inadecuada de la estructura y su capacidad de servicio, y procedimientos de curado inadecuados.

Estos problemas relacionados con el vertido de hormigón en invierno pueden evitarse utilizando sensores de temperatura en tiempo real para garantizar que se mantiene la temperatura óptima del hormigón durante las fases de curado.

Asegurarse de que el hormigón no se congela, de que el diferencial de temperatura se mantiene por debajo de unos límites específicos, de que la temperatura máxima no alcanza los límites máximos y de que el hormigón adquiere la resistencia adecuada es importante en cualquier aplicación de hormigón en masa para el clima frío.

 

(Visited 318 times, 1 visits today)

Contacte al editor

Últimos Reportajes

Lee más