CASE actualiza su línea de motoniveladoras

Con las nuevas modificaciones, el cliente obtiene mayor confort, ergonomía, calidad y menos costos de mantenimiento.| Crédito: CASE

Con el objetivo de modernizar y ofrecer mejoras en los productos, CASE, marca de CNH Industrial, realizó cambios en su familia de motoniveladoras, sumando mayores beneficios para el operador.

Los modelos 845B, 865B y 885B ahora conforman la Series 2 y cuentan con un diseño renovado y características diferenciales, destacando el chasis trasero, la capacidad del depósito de combustible, la climatización y el intervalo de cambio del filtro hidráulico, entre
otros.

Lauren Batista, especialista de Producto CASE para América Latina, expresó: “Invertimos en el proceso de investigación y desarrollo y en la línea de montaje, además de varias horas de pruebas, para que la nueva serie pudiera ofrecer un alto nivel de rendimiento. Desarrollamos mejoras que modernizan el proyecto de la nueva línea de motoniveladoras CASE y ofrecen más comodidad al operador y mayor autonomía del equipo durante el trabajo.”

Las motoniveladoras 800B Series 2 de CASE son producidas en la planta de CNH Industrial ubicada en la ciudad de Contagem, Brasil, y son exportadas a todo el mundo, especialmente a países de América Latina, Asia y África.

Lee también ► Ventajas del neumático híbrido BKT

Cambios para un alto desempeño y excelentes resultados

La anterior línea de motoniveladoras, la Serie B, fue lanzada al mercado de la construcción hace más de diez años, es por ello que la actualización implicó contundentes reformas en los equipos.

En primer lugar, el nuevo diseño del chasis trasero proporciona un aumento de 423 mm de longitud y, a pesar de esta modificación, el radio de giro y la capacidad de articulación siguen siendo los mismos. En segundo lugar, el capó del motor ahora cuenta con apertura y cierre eléctricos, facilitando el mantenimiento con ergonomía y calidad.

Además, la capacidad del tanque de combustible aumentó de 340 a 360 litros, asegurando una mayor autonomía en la operación y evitando la interrupción de la operación para abastecer la máquina.

Por otro lado, teniendo en cuenta el costo total de propiedad (TCO) del equipo, se revisó el período para cambiar el filtro del tanque hidráulico, pasando de 500 h a 2000 h. Se realizaron cambios en el sellado y montaje del sistema eléctrico con el fin de aumentar la
calidad del producto.

Por último, la cabina, que ya contaba con una amplia área de visualización, comodidad y controles ergonómicos para facilitar la operación, ahora también posee un aire acondicionado más eficiente.

(Visited 62 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más