Tendencias en plantas de asfalto en Latinoamérica

Latinoamérica y en especial el mercado brasileño, está apuntando hacia la utilización de plantas de asfalto gravimétricas para la construcción de carreteras. Junto con lo anterior, se proyecta que 2023 sea un año de mayor actividad, tanto por el interés del sector en retomar proyectos detenidos como por la necesidad fundamental de más y mejores carreteras.

2023 será un año de reactivación en América Latina. Eso al menos proyecta la empresa global de plantas de asfalto y hormigón Lintec & Linnhoff. En conversación con Isidro García Corcoles, Area Sales Manager de España, Portugal y América Latina, el ejecutivo adelantó las perspectivas de la compañía en torno a Latinoamérica.

“Vemos que en 2023 vienen proyectos que estaban parados a causa del Covid-19. Es la inercia debido a la reactivación de los proyectos y a la necesidad de crear nueva infraestructura para que Latinoamérica siga avanzado”, afirmó el ejecutivo de Lintec & Linnhoff.

En América Latina Lintec & Linnhoff se ha consolidado como uno de los fabricantes líderes en el suministro de plantas de asfalto y hormigón. “Proveemos plantas de asfalto continuo Lintec CDP desde nuestra fábrica en Brasil a todo el continente americano, incluyendo el mercado interno de Brasil. También enviamos este tipo de plantas a otras regiones fuera de América Latina, a continentes como Oceanía, África y Asia”, detalló Isidro García Corcoles.

Lee también ►Nueva era: equipos y tecnologías a hidrógeno

¿Cómo avanza Latinoamérica?

Isidro Garcia Corcoles, area sales manager de España, Portugal y América Latina

No obstante lo anterior, el ejecutivo sostiene que hay distintos grados de avance entre los países de la Región. “Mientras Perú y Chile están estancados en lo que a nuevos proyectos de infraestructura vial se refiere, uno de los países que más está avanzando es Guatemala. En 2022 hemos vendido 6 plantas en este país. Luego Panamá y Nicaragua. En el Caribe en tanto, tenemos una planta vendida en República Dominicana. Por su parte Colombia viene avanzando bien con los proyectos 4G y 5G”.

Pero sin duda que, el país ícono para la firma es Brasil, no solo porque es un mercado por sí mismo, si no también porque “es un mercado que no puede parar por su envergadura”, señaló Fernando Garrafa de FCG Equipment, representante comercial de las usinas gravimétricas de Lintec en Brasil y República Dominicana (país en el cual hay empresas brasileñas trabajando en proyectos viales). En Brasil hay mucho por hacer y mejorar y necesitamos mucha infraestructura para lograr los objetivos”, prosiguió el representante.

Plantas gravimétricas

Una tendencia que los ejecutivos han observado en los últimos años en Brasil, con más de 10 plantas instaladas en el país sudamericano, es que hoy aquellos clientes de usinas continuas están mudando hacia las gravimétricas. “En Brasil hay movimiento y mercado para esta progresión de tecnologías”, indicó Fernando Garrafa.

“En Brasil el tipo de planta que se ocupa es la gravimétrica, es una planta que pesa los agregados, que inyecta el betún exacto, por lo tanto, son plantas más precisas cuyo asfalto también es de mejor calidad. Este tipo de plantas no se fabrican en Latinoamérica, para eso tenemos fábricas en China, India y Malasia y desde esos países llegan al mercado latinoamericano”, comentó Isidro García Corcoles.

Hoy Lintec cuenta con cuatro plantas gravimétricas en Brasil. Una unidad en un proyecto en Sao Paulo, dos plantas en Pará en el norte de Brasil (cerca del Amazonas), donde se construye una carretera de cerca de 1000 km, desde Mato Grosso hasta Pará (Carretera BR-163) y finalmente una planta en un proyecto en el Sur.

Lee también ► Herramienta de configuración para el ajuste rápido y óptimo de la máquina

Carretera BR-163

La BR-163 es una de las carreteras más extensas de Brasil. Atraviesa el centro del país de sur a norte uniendo entre sí los estados de Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná, Mato Grosso do Sul, Mato Grosso y Pará.

Una de las carreteras más extensas de Brasil es BR-163

Desde su construcción en 1976, la mayor parte de la carretera no estaba pavimentada en el estado de Pará, con la mayor parte del asfalto existente solo desde el área urbana de Santarém hasta la ciudad de Rurópolis.

Es de fundamental importancia para el flujo de producción desde Pará y el norte de la región del Medio Oeste de Brasil. La conexión entre la frontera de Mato Grosso-Pará y los puertos en el área de Santarém, en el río Amazonas, está a unos 1000 km de distancia, por lo que el centro y el norte de Mato Grosso tendrán ventajas en la exportación de su producción agrícola y ganadera a través de este camino, en lugar del Puerto de Santos, que está a 2000 km de esta área.

 

(Visited 347 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más