América Latina se divide entre la tecnología de pavimentación europea y estadounidense

La tecnología de pavimentación, como en multitud de otros aspectos que requieren innovación industrial, cuenta con dos estilos marcados y diferenciados a ambos lados del Atlántico. Los contratistas latinoamericanos usan ambos estilos de pavimentación.

La pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez es: ¿Cuál es la manera “mejor” de pavimentar un camino, el sistema europeo o el método norteamericano? Al igual que con la mayoría de las cosas, la respuesta suele ser que ‘eso depende’. Si tenemos en cuenta que los contratistas latinoamericanos tienen acceso tanto a los productos de pavimentación norteamericanos como estadounidenses, la experiencia, la preferencia no sólo varía de país a país, sino también cuando las decisiones de los contratistas se basan en el precio, el tiempo, la eficiencia, el valor y la pavimentación de calidad.

Volvo ABG5820
Existen cuatro grandes diferencias entre los dos estilos de pavimentación.

“En los países del norte del continente, como México, la tecnología de pavimentación proveniente de América del Norte se utiliza de forma más extendida. Cuando se mueve más hacia el sur, se prefiere la tecnología de pavimentación Europea“, explica Babliton Cardoso, gerente de negocios de la división de Productos de Carretera de Volvo Latinoamérica. “Los contratistas de América Latina, sin embargo, por lo general eligen la extendedora de asfalto a utilizar en función de la cultura y las preferencias individuales”.

La mayoría de los fabricantes de equipos ofrecen ambas tecnologías de pavimentación, pero ahora sólo venden extendedoras con uno de la tecnología de pavimentación en América Latina. Tomemos a Volvo CE como ejemplo. En América Latina la compañía vendía el estilo americano de extendedoras Volvo Blaw-Knox, que ofrecen la tecnología de pavimentación estadounidense, y el estilo europeo de Volvo, extendedoras ABG, que ofrecen la tecnología de pavimentación europea. Pero en los últimos años, Volvo CE ha optado por centrarse exclusivamente en sus extendedoras europeas ABG.

Es difícil decir si un tipo de tecnología es “mejor” que el otro, porque tanto las tecnologías de pavimentación americanas como las europeas hacen el trabajo. Hay, sin embargo, cuatro diferencias importantes entre los dos tipos de estilos de pavimentación – velocidad, densidad, pavimentación de ancho y costo.

Velocidad

El estilo americano de pavimentación es conocido por su velocidad y rentabilidad. La velocidad de una pavimentadora norteamericana es generalmente de 10 metros por minuto pero puede llegar a ser de hasta 40 metros por minuto. Esto significa que el trabajo se hace más rápido, minimizando los costos. Las extendedoras europeas de asfalto sólo cubren de dos a ocho metros por minuto, a pesar de que tienen la capacidad para preparar hasta 20 metros por minuto.

“No sólo las extendedoras americanas ayudan a ahorrar tiempo y dinero en el lugar de trabajo, también cuestan considerablemente menos que los modelos con estilo europeo”, dijo Steve Blackwelder, gerente de desarrollo de competencias de Volvo pavimentación. “La desventaja de esto es la compactación. Las extendedoras con estilo europeo producen una densidad mucho mayor“.

Densidad

Es común en Europa ver sólo uno o dos rodillos de menor peso en un sitio de trabajo, porque la regla es que las extendedoras europeas estén comúnmente equipadas con dos barras de prensado y vibración, lo que aumenta la densidad que la pavimentadora puede producir, y reduce la necesidad de utilizar rodillos. Los modelos estadounidenses, por otra parte, sólo tienen vibración en el pavimento y requerirían al menos de dos a seis rodillos para lograr la misma densidad que las extendedoras de asfalto europeas.

“La tecnología europea crea una compactación de alta densidad con una sola pasada. Los modelos estadounidenses requieren de rodillos para obtener la misma compactación“, dijo Blackwelder.

Ancho

Los modelos europeos suelen cubrir un área mucho más amplia que las extendedoras norteamericanas.

“Los europeos son conocidos por la pavimentación de ancho completo, donde los contratistas allanan todos los carriles y el lateral de la carretera en una sola pasada,” dijo Blackwelder. “Los contratistas norteamericanos normalmente prefieren hacer un pase para cada carril”.

Volvo PF4410Debido a esta preferencia, las extendedoras europeas son capaces de pavimentar hasta 16 metros de ancho. En comparación, la mayoría de las extendedoras norteamericanas sólo puede allanar un ancho de entre ocho metros y nueve metros.

Costo

La principal diferencia final entre los estilos de pavimentación desarrollados en América y Europa se basa en cómo se retabilizan por parte de los contratistas.

“En América del Norte, especialmente en Estados Unidos, a los contratistas se les paga por su velocidad de extendido, cuanto más toneladas por día, más se les paga”, dijo Blackwelder.

Este énfasis en la capacidad del contratista para cubrir mucho terreno con rapidez y eficacia dio lugar a que los fabricantes  construyeran extendedoras que son capaces de hacer gran cantidad de pases rápidos.

En Europa, a los contratistas no se les suele pagar por la cantidad de asfalto extendido. En su lugar, se les paga por el cuidado a largo plazo de la carretera.

“Los europeos son empujados a diseñar, construir y mantener una carretera durante un largo periodo de tiempo”, dijo Blackwelder. “También es común ofrecer garantías extendidas en el camino, algo que es casi desconocida en Estados Unidos”.

El sistema de garantía hace especial hincapié en la calidad por encima de todo lo demás, lo que resulta en fabricar extendedoras que son capaces de ofrecer la más alta compactación.

¿Cúal?

Entonces, ¿qué estilo de pavimentación de asfalto deben utilizar los contratistas latinoamericanos? La respuesta depende de varios factores, desde el costo de la  pavimentación al tiempo, la calidad y cantidad hasta el acceso a la tecnología de pavimentación.

“Los contratistas suelen utilizar cualquier estilo de pavimentadora que esté disponible, sea asequible y cuente con el apoyo de un fabricante o distribuidor”, dijo Cardoso. “Por ejemplo, Volvo sólo vende extendedoras de estilo europeo en la región, debido al aumento de la popularidad de la técnica europea”.

En América Latina, el estilo europeo de extendedoras de asfalto fue el primero en entrar en el mercado. Las empresas europeas también fueron las primeras en construir fábricas y máquinas dentro de América Latina.

“Tomemos Brasil como ejemplo. En el pasado se utilizaron más extendedoras europeas, ya que fueron las primeras en el mercado”, dijo Cardoso. “Pero ahora, esa relación está cambiando porque los fabricantes estadounidenses también están vendiendo extendedoras en el mercado brasileño.”

Actualmente, Chile y Argentina están más a favor de la tecnología europea, mientras que el 90 por ciento de los contratistas en México están a favor de los modelos estadounidenses.

“No hay una respuesta correcta o incorrecta cuando se seleccionan estilos de extendedoras”, dijo Cardoso. “Si un contratista está buscando velocidad, entonces quizá los equipos con tecnología estadounidense son el camino a seguir. Pero si ellos están buscando algo más antes de la compactación, a continuación, tal vez los modelos con tecnología europea funcionarían mejor”.

(Visited 274 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Productos y tecnología

Lee más