Abertis ultima cierre de compra del grupo mexicano RCO

Abertis realiza los últimos pasos para concretar la compra del grupo Red de Carreteras de Occidente (RCO), una de las mayores empresas de autopistas de México, en una operación valorada en 1,500 millones de euros (USD1,665 millones)

La transacción se cerrará una vez cumplidos todos los trámites a los que quedó condicionada cuando se acordó en octubre de 2019. Se trata de la primera gran operación de crecimiento de Abertis desde que Atlantia y ACS tomaron el control de la compañía que, además, logrará entrar en Norteamérica.

La compra también amortigua el impacto generado por las autopistas españolas que están terminando su contrato de concesión y revertiendo al Estado. Es el caso de dos de ellas, un tramo de la AP-7 y la AP-4, el pasado año, y de otras dos en 2021, otro trazado de la AP-7 y la AP-68.

Lee también: Grupo Consenso busca acelerar 14 obras viales en Costa Rica

No habrá OPA

La compra finalmente no se materializará mediante el lanzamiento de una OPA sobre la compañía mexicana, tal como en un principio se planteó. El proceso se realizará mediante la compra directa de las acciones, si bien Abertis y su socio ofrecerán comprar un porcentaje máximo de capital adicional del 6% al resto de socios minoritarios.

En virtud de la transacción, Abertis se hará con una participación de control del 50.01 % en la firma, mientras que su socio en la transacción, el fondo soberano de Singapur GIC, tomará otro 20 %. Los dos socios se quedarán así con el 70 % de la compañía mexicana que ahora tiene Goldman Sachs.

El 30% restante del capital de RCO está en manos de inversores y gestores de fondos de pensiones. Con la incorporación de RCO, Abertis elevará a unos 9,500 kilómetros la red de vías de pago que gestiona en quince países de Europa, Latinoamérica y Asia.

RCO gestiona ocho autopistas de México que suman 876.5 kilómetros de longitud y constituyen una de sus principales redes de pago, dado que conforman el eje vertebral de la región centro y occidente del país, y conectan el mayor corredor industrial en las ciudades de Ciudad de México y Guadalajara.

En cuanto a la financiación de la operación, Abertis ya indicó en su momento que se costeará mediante una combinación de efectivo disponible y préstamos ya existentes, con lo que no prevé recurrir al endeudamiento adicional. La compañía que dirige José Aljaro presentaba al cierre del 2019 un endeudamiento neto de USD25,489 millones.

Fuente: El Economista

(Visited 15 times, 1 visits today)
Contacte al editor

Últimos Noticias

Lee más